Busca monografías, tesis y trabajos de investigación

Buscar en Internet 

       Revistas   Cursos   Biografías

rss feeds RSS / /

La Otra Historia

Resumen: La Otra historia es un relato diferente a lo que nos tiene acostumbrada la historia, quizas una ventana para poder transitar por esos hechos pasados conociendo a los personajes de esas epocas como seres humanos que se tuvieron que enfrentar a situaciones duras y que nos debe de servir de ejemplo para poder construir un futuro.

Publicación enviada por José Rosario




 


Índice
Introducción.
1. Bolívar y la Invasión Española
2. Bolívar Un Ser Humano.
3. Anécdotas de José Antonio Páez.
4. Bolívar, EL Pirata.
5. Miranda y Bolívar.
6. Bolívar, Un Ser Humano.
7. Conozcamos a Bolívar. La Niñez de Simón Bolívar.
8. El Decreto de Guerra a Muerte.
9. El Famosos Mal Carácter del General Bermúdez.
10. El General León Jurado.
11. El Padre Rosario.
12. El Zorro. ¿William Lamport o Joaquín Murrieta?
13. Garibaldi en América.
14. Guaicaipuro, Guerrillero de La Libertad.
15. La Caída de La Primera Republica.
16. La Expedición de Los Cayos.
17. La Batalla de Carabobo.
18. La Crueldad de Los Patriotas.
19. La Revolución Libertadora.
20. La Batalla de La Victoria.
21. Bolívar y el 5 de Julio.
22. La Logia Lautaro.
23. Maldito Descubrimiento.
24. Los Errores de Bolívar.
25. ¡Mataron a Juancho!
26. El General Rafael Montilla El Tigre de Guaito.
27. La Gabaldonera.
28. Maisanta, el General Pedro Pérez Delgado.
29. Los Supuestos Hijos de Bolívar.
30. Luís Aury, Corsario de la Gran Colombia.
31. El Che Guevara.
32. William Lamport o el Zorro
33. Robin Hood Leyenda o Realidad.
34. Agustín Codazzi, Aventurero, Geógrafo y Viajero Incansable
35. El Atentado del 25 de Septiembre.
36. La Libertadora del Libertador.
37. Los Amores de Bolívar.
38. Simón Rodríguez, Maestro del Libertador.
39. Bolívar y Nevado.
40. La Legión Británica Mercenarios por la Libertad.

Introducción 
La Otra historia es un relato diferente a lo que nos tiene acostumbrada la historia, quizás una ventana para poder transitar por esos hechos pasados conociendo a los personajes de esas épocas como seres humanos que se tuvieron que enfrentar a situaciones duras y que nos debe de servir de ejemplo para poder construir un futuro.

La Otra Historia es una columna que manejo desde hace tiempo en un periódico de la ciudad en donde vivo, trayendo temas que a mis lectores lo entusiasme y los haga evocar aquellos momentos que muchos si fueron realmente de capa y espada.

He sido un apasionado de ella y la he conocido desde niño, he descubierto sus diferentes versiones que van más allá de las academias pero versiones que hay que tomar en cuenta ya que también son “historia” Las otras historias de la historia”

1. Bolívar y la Invasión Española
Fue un acto de salvajismo extremo la invasión que recibimos del imperio español después de esa trágica fecha mal llamada “Descubrimiento de América”
En sus cartas Simón Bolívar comentaba:

“Semejantes actos afligen a los más endurecidos, y excitan justa execración contra aquellos que los han perpetrado... Son hechos abominables para deshonrar el género humano, que con tanta frecuencia se repitieron durante el descubrimiento… La historia relata aquellos espantosos acontecimientos que el fraile Las Casas vio con sus propios ojos…”

La barbarie utilizada por los conquistadores en la invasión fue de tal grado que a los indios que eran sometidos como esclavos, les cortaban la lengua para que así no le pudieran comunicar las intimidades de los europeos, que pudieran poner en peligro la conquista… En nombre de Dios se aniquilaban miles de inocentes nativos todos los días.

Estos salvajes invasores llegaban a los asentamientos indígenas y si estos no se arrodillaban ante la cruz que portaban los mataban por ser enemigos del Rey y de Dios. Como dijo Simón Bolívar solo Bartolomé de Las Casas denuncio todos estos crímenes. Leyendo estos escritos del obispo de Chiapas nos damos cuenta como solo podemos llamar la Conquista como “Verdad Negra.”

Dijo Bolívar:
“Tres siglos de barbaridades que los españoles cometieron en el gran hemisferio americano. Atrocidades que la presente edad ha rechazado como fabulosas, porque parecen superiores a la perversidad humana; y jamás serían creídas por los críticos modernos, sin embargo, esas infaustas verdades fueron testificadas por el filántropo obispo de Chiapas, el apóstol de América, Bartolomé de Las Casas, quién ha dejado a la posteridad una breve relación de ellas que con tanto fervor y firmeza, denunció ante España, como los actos más horrorosos de un frenesí sanguinario.

Por eso fue que el futuro héroe caraqueño aquel 5 de julio en su alocución ante la Junta Patriótica comenzó con la frase: “Trescientos años no les basta…” cuando los diputados conformistas alegaban la posibilidad de irse liberando de España poco a poco.

La lucha por la Independencia nos lleno de gloria y libero a estas tierras de la vergüenza de la esclavitud a que nos sometió el Imperio Español. Bolívar con ese gran número de héroes se enfrento también contra esa barbarie que empezó con Monteverde, Zuazola, Cerveris, siguió con Boves y Morales y termino con Morillo en aquel famoso tratado de Regularización de La Guerra.

Simón siempre estuvo claro que había que vengar a sus paisanos muertos en la feroz invasión, además de enfrentar todo ese salvajismo conquistador o se unían a la lucha por la libertad o serían sacrificados. Con aquel decreto firmado en estas tierras trujillanas que rezaba en parte así:
“…Todo español que no conspire contra la tiranía a favor de la causa por los medios más activos y eficaces será tenido por enemigo y castigado como traidor a la patria, y por consiguiente será irremisiblemente pasado por las armas…..”

El tenía conocimiento de todo el salvajismo y la barbarie cometida por estos sanguinarios invasores contra nuestros indígenas, habitantes herederos por derecho de estas tierras y por estar en ellas 1500 ADC.
“Durante más de tres siglos América ha sido la fuente de riquezas para Europa. Más oro y plata que todo lo existente en el universo han sido extraídos a costa de la sangre de nuestra noble casta indígena” Bolívar.

Pensar en que estos salvajes vinieron a darnos civilización y religión es absurdo:
¿Creen ustedes que la mejor manera de civilizar fue robar y matar? ¿Creen que la intensión de estos invasores fue ayudar a los habitantes de estas tierras a vivir mejor?

Así que apreciados amigos la Leyenda Dorada y la Leyenda Negra son solo patrañas solamente hay un “Verdad Oscura” de lo que hicieron los invasores en una tierra que un mal día Colón llamo golosamente “La Tierra de Gracia”.

2. Bolívar un Ser Humano
Simón Antonio del Santísima Trinidad Bolívar y Palacios, Libertador de cinco Naciones, Militar, Estadista, Pensador e intelectual es para muchos un Dios, un ser inalcanzable situado en un Olimpo donde solo se encuentran héroes homéricos como Aquiles y los personajes de la Guerra de Troya y de la Mitología Griega.

No aceptamos que El Libertador fue solo un hombre lleno de virtudes y defectos como cualquiera de nosotros, un gran hombre esos si. Tenaz e implacable cuando se proponía a conseguir sus metas.

Tuvo errores y desaciertos pero un gran amor a estas tierras, un amor tan grande que sacrifico todo por conseguir su libertad. No escatimo esfuerzos y nos dio hasta su vida para lograr que fuéramos libres. 

Se ha tratado de limpiar sus culpas y desatinos y se ha cometido el gran error de convertirlo en un objeto lejano algo efímero. 

Bolívar fue un hombre, nuestro gran hombre que amo, lucho, teniendo miedos e inseguridades como cualquier humilde mortal y eso es lo que lo hace eterno y poderoso. Esa capacidad para levantarse cuando los demás hubieran desistido.

Él se enfrento a grandes crítica y en momentos vio como su obra se desmoronaba pero su pensamiento es eterno y poderoso. Bolívar tuvo visión de profeta y conoció su América tan bien que muchas de esas ideas que plasmo en cartas tienen mucha vigencia.

Debemos conocer su obra y su lucha, sus ideas y pensamientos. Su verdadera vida, sin juzgarlo, verlo como fue, un amante de la libertad.
Debe permanecer en nuestros corazones y sentirlo nuestro. Vivió solo 47 años, corta vida pero eterno su Legado.

Bolívar no busco el poder por el simple vicio de tenerlo sino para servir a su gente a su pueblo. 
América del Sur siempre victima de lo insaciable de los poderosos hoy grita:
¡Despierta Bolívar! Mil gargantas que gritan el orgullo de nuestra raza combativa y el orgullo de ser hijos de Bolívar.

Simón soñamos a tu manera y siempre seremos tu ejercito como aquellos que condujiste a la victoria en Boyaca, Pantano de Vargas, Carabobo, Pichincha, Junín y Ayacucho. Junto a Guacaipuro a Tamanaco a Mara, a Tiuna a Sucre, a Laurencio Silva, a Urdaneta y a todos esos héroes que nos dieron raza y orgullo de ser Venezolanos……

3. Anécdotas de José Antonio Páez
Es bueno contar varias de las anécdotas de este famoso llanero que es emblemático en la lucha por la independencia y que describe la bravura de estos hijos de las llanuras venezolanas y granadinas. A pesar de los errores que pudo cometer fue un hombre bravo que arriesgo la vida por Venezuela

El llanero estando muy joven es mandado a realizar una encomienda por su madre que consistía en llevar un expediente sobre un asunto a un abogado cerca de Cabudare y de regreso llevaba una fuerte suma de dinero, el muchacho hizo alarde de tener dinero en una fonda en que paro a descansar, lo siguieron unos hombres con la finalidad de robarlo.

Lo pararon en la soledad de un camino, el bravo joven se enfrenta a ellos matando a uno con un pistolón que cargaba haciendo huir a los otros.
Esto hace que Páez huya a Barinas y se interne en las riberas del Apure sirviendo en el hato de La Calzada en donde se hace hombre viviendo la vida salvaje del llanero de estas tierras.

Páez es encarcelado por no querer unirse a las tropas del rey e iba a ser asesinado, esa noche a las once se oyen disparos en las márgenes opuestas del río santo Domingo, el español Puy ordena a sus soldados que hagan una inspección. Cuando preguntan ¿Quién Vive? les responden del otro lado:
“América Libre, soldados de la muerte produciendo terror en los españoles que huyen dejando solos a los prisioneros que escapan aprovechando el llanero para el solo atacar el cuartel relista y amenazar a los pocos adeptos del rey que quedan.

Posteriormente a Páez le recordaban estos acontecimientos diciéndole: “Usted es un hombre tan afortunado que hasta la animas benditas le favorecen”

En la hacienda El Estanque en el estado Mérida se enfrenta el llanero contra los españoles, este con quince soldados siguieron al enemigo, pero sus compañeros huyen. Páez se enfrenta contra el enemigo en un desfiladero que solo pueden pasar uno por uno. El llanero finge varias voces dando vivas a la patria y disparando haciéndolos rendir tomando 8 prisioneros, la bandera del rey y municiones.

Sufría el héroe de ataques de epilepsia y antes de los combates al escuchar los primeros disparos le daba el violento ataque. Tras convulsiones caía del caballo, ocurriendo igualmente al ver una culebra. En una batalla le comenzó la enfermedad cayendo de su montura, sus hombres tratan de ayudarle pero el ataque del enemigo es inclemente y lo dejan solo. Al recuperarse monta en su caballo y al ver que sus soldados se aprestan a huir les ordena que ataquen derrotando no solamente la caballería enemiga sino también a la infantería.

En la batalla de Mata de Miel se acerco demasiado a las tropas realistas que le disparan matándole el caballo. Sus hombres lo ayudan a levantarse y este arenga a sus tropas para vengar a su caballo cargando los llaneros dirigidos por su jefe derrotando a los realistas.

El General Páez estuvo a punto de no sobrevivir en la batalla de Carabobo, fue acometido por un ataque de epilepsia que sufría dejándole sin conocimiento en medio de un tropel de enemigos y lo salva un llanero realista, el Comandante Antonio Martínez de la caballería de Morales. Tomo Martínez las riendas del caballo de Páez y lo monto, en el anca de este coloco a un teniente de los patriotas llamado Alejandro Salazar alias Guadalupe para sostenerlo en la silla y es devuelto a las filas patriotas en vez de hacerlo prisionero.

4. Bolívar el Pirata
Simón Bolívar no escatimo esfuerzos para conseguir la libertad de su patria y para eso se unió a diferentes hombres para lograr ese propósito. Uno de los hombres que ayudo a Simón en esas luchas fue Luís Brión, famoso corsario que su principal ocupación fue organizar emboscadas en contra de los barcos españoles en nombre de la corona inglesa.

Este corsario curazoleño ofrece los servicios a la revolución en el año de 1815 y se organiza la famosa expedición de Los Cayos la cual estuvo integrada por piratas que habían peleado en Cartagena.

Esa expedición por problemas entre Bolívar con Montilla y Bermúdez casi se destruye pero Brión por su liderazgo entre los corsarios impone la jefatura del Libertador. Tres mese después parte la expedición que constaba de un bergantín y seis goletas, llamadas “Mariño”, “Brión”, “Constitución”, “Piar”, “Conejo” y “Fenez” donde la mayoría de los hombres eran corsarios o piratas y 250 soldados, con 400 fusiles con su correspondiente dotación de pólvora, piedra de chispa, plomo y algunas pequeñas piezas de artillerías en los buques.

El bergantín llamado “General Bolívar” conduce a Luís Brión y a El Libertador y se enfrentan en Los Frailes en donde nuestro héroe se combate a las fuerzas españolas abordando como cualquier pirata cuando tomaban un barco. Se imaginan ustedes a Bolívar armado de un sable de abordaje, un puñal de Misericordia como se llamaba al arma blanca para dar el golpe de gracia abordando el navío enemigo.

Mientras el caraqueño peleaba, en uno de los camarotes de la embarcación rezaba por el Josefina Machado; su amante; por la cual se comenta que Bolívar detuvo la expedición por esperar un barco que la traía a su lado.

En la pelea participan Bolívar y Brión codo a codo, el curazoleño es herido, pero la bravura de los patriotas no decae y al final logran vencer al enemigo. En esa batalla es muerto el comandante español llamado Rafael Iglesia y capturada la goleta “Rita”.

Pero al final la expedición contra Venezuela es un completo fracaso ya que al desembarcar surge el rumor de que las fuerzas españolas son superiores y la tropas patriotas entran en pánico abandonando las armas y municiones a la orilla de la playa, además dejando a su jefe Bolívar junto a la Machado en el más completo abandono tanto sería que el caraqueño pensó en quitarse la vida pero el francés Videau se devuelve en una canoa y los rescata. Parte de la otra tropa se dirigen a unirse a las guerrillas de Monagas y Zaraza

El héroe caraqueño tiene que huir en una goleta llamada “Indio Libre” y en la huida viven peripecia que son dignas de aquellos famosos lobos de mar. 
Indudablente Bolívar fue un hombre duro que siempre tuvo que probarles a personajes violentos que él era tan duro y violento como ellos. Lo hizo en los Llanos y en esta oportunidad en que comando piratas y corsarios.

Al pasar los días se topan con un barco de bandera española y es abordado tomando prisionero al capitán y a su tripulación haciéndoles prometer que si lleva a la Machado, a su madre y a una tía a un lugar seguro le valdría la libertad cosa que el capitán cumple como un hombre de honor que era.

Mucho tendría que batallar Bolívar para lograr la libertad siempre acompañado por hombre, viejos lobos de mar como Brión, Agustín Codazzi y hasta el mismo corsario Aury.
Bolívar fue Libertador, dictador de Venezuela, presidente de la Gran Colombia, magistrado, político, militar, hombre multifacético que un buen día fue pirata como el mejor de ellos.

Esta es una faceta más de la vida de este gran hombre como fue Bolívar un hombre de carne y hueso.

5. Miranda y Bolívar
Los dos hombres se conocen en Londres en 1810, la diferencia de edad es notable ya que Miranda cuenta con sesenta y Bolívar con veintisiete.
Los dos hombres tuvieron una estrecha amistad que duro dos años y el futuro Libertador fue el que trajo a Miranda a Venezuela y lo hospedo en su casa. Fundaron juntos La Sociedad Patriótica y al ser nombrado Miranda General en Jefe de Los Ejércitos confió el mando de Puerto Cabello a Simón. Este era un poderoso bastión de las fuerzas republicanas.

El 30 de junio de 1812 el subteniente del batallón de milicias de Aragua Fernández Vinoni sublevo el Castillo de San Felipe y armo a los prisioneros, el joven Bolívar se encontraba en la ciudad al enterarse de lo acontecido envié un mensaje a Miranda para que le envié ayuda.

En la fortaleza se encuentra toda la artillería y municiones de la Plaza y el enemigo encarnado en Monteverde estaba escaso de pólvora y armas y como lo comenta Miranda al enterarse de la fatal noticia: “Venezuela ha sido herida en el corazón”.

Bolívar lucha en Puerto Cabello con valor y desesperación pero ya es tarde para recuperar el fuerte, se retira a Caracas y escribe a Miranda dos cartas en ellas se puede ver el abatimiento del caraqueño y plasma la desilusión que le embarga y se culpa sobre la caída del bastión sintiendo en el alma haber decepcionado a Miranda al fracasar en la misión encomendada.

Lo que no sabía el caraqueño era que ya en ese momento Miranda se preparaba para pactar con Monteverde una Capitulación y desde ese momento se corría el rumor de que el Generalísimo había traicionado La Republica por dinero.

Al enterarse de esto Bolívar y creer en la traición de su jefe y amigo debió ser muy duro para el joven guerrero que ya no podría de actuar de otra manera sino tratando de vengarse en Miranda la traición que pienso que mas la sintió como propia que hecha a la Patria.

Sentiría haber confiado su remordimiento por su derrota en Puerto Cabello a un ser indigno que pacta con el enemigo.
A pesar de que Miranda había llegado a Venezuela traído por Simón Bolívar este no veía con buenos ojos a la clase de los mantuanos ya que su padre había sido humillado por estos y Bolívar indudablemente era el representante de esta clase.
La historia registra el desprecio de Miranda hacia esta clase y nos refiere a como los cargos de mas importancia en el ejercito lo da más a extranjeros que a criollos. Miranda además pensaba que la Independencia del país se daría más con un ejército traído de afuera, bien disciplinado y armado que el formado por los habitantes de Venezuela.

Un mes después de la traición de Puerto Cabello que había firmado la Capitulación el 24 de julio se dirige a la Guaira para embarcarse en un barco ingles para partir del país. En ese barco ya se encontraban sus archivos y famosa biblioteca. Decide pasar esa noche en tierra y ya Bolívar y un grupo de militares leales a la causa patriota se aprestaban a detenerlo.

En la madrugada las voces de personas despiertan a Miranda y ve a Bolívar acompañado por Mariano Montilla y el Coronel Casas armados de espadas intimidándole a la rendición y con gran desprecio le comenta a su ayudante: “Bochinche, bochinche. Esta gente no sabe sino hacer bochinche.”

Bolívar quiere nombrar a Miranda traidor a la patria y fusilarlo pero el Coronel Casas piensa que solo hay que hacerlo prisionero para así ganar indulgencia con Monteverde, lo detiene. Por la cercanía de las fuerzas leales al rey de España Bolívar huye a esconderse y deja en manos de Casas la suerte de Miranda. 

Esta prisión fue la ultima en la vida del Generalísimo, al llegar a La Guaira Monteverde no le devolvería la libertad y moriría en la prisión de La Carraca en Cádiz, España, cuatro años después, en julio de 1816.

6. Bolívar y los llaneros
Al llegar a los llanos a conocer a Páez Bolívar se encuentra con un ejército comandado por el llanero de 4.000 hombres y 40.000 caballos y en la provincia de Casanare se encuentra el Coronel patriota Ramón Nonato Pérez que cuenta con 2.000 hombres más. 

Arenga a las nuevas tropas que quiere anexar a los aguerridos luchadores que están bajo su mando:
«Llaneros, vosotros seréis independientes, aunque se oponga todo. Vuestras lanzas y estos desiertos os libran de la tiranía. ¿Quien puede subyugar la inmensidad? Preparaos al combate; vuestros hermanos de Guayana, de Barcelona y Caracas estarán a vuestro lado. El impertérrito General Páez los conducirá a la victoria y el genio de la libertad escribirá vuestros nombres en los fastos de la gloria. Llaneros: sois invencibles».

El Libertador logra convencer a Páez y a su gente para que luchen bajo sus órdenes, el hábil caraqueño sabe que l no podrá convencer a estos hombres solamente con discursos. Estos eran individuos que hacían meritos con hazañas de valentía y no con solo palabras.

Había que ser igual o más machos que ellos, debía dar ejemplo, mostrarse familiar, fuerte, audaz, capaz de todo, comer como los llaneros, carne seca y casabe; colear toros, nadar como ellos ríos infestados de caimanes y caribes, dormir en chinchorro o sobre la sábana, vestirse como ellos, hablar con frases de esas tierras y hasta bailar con las muchachas al son de cuatro y maracas.

Existen anécdotas donde retratan los esfuerzos realizados por El Libertador para ganar esa fidelidad de estos hombres bragados como cuando compite con el coronel Martel de nadar en un río caudaloso atado de manos y pudiendo llegar a la otra orilla con mucho esfuerzo. Sus hombres tomaron este hecho como ejemplo de su indomable voluntad, Bolívar nunca se dio por vencido.

Otra de las anécdotas cuenta que Bolívar vio a los llaneros que saltaban a los lomos del caballo desde la cola y lo intento varias veces pero dándose al final un fuerte golpe ustedes se imaginan donde.
Con esto Páez y sus llaneros reconocieron y comprendieron la superioridad de su nuevo jefe. 
“Confieso -dijo posteriormente- que hice una locura pero no quería que nadie dijese que me pasaba en agilidad y que hubiera uno que pudiese decir que hacía lo que yo no podía hacer.”

Consecuencias de estas penalidades y sacrificios para emular a los llaneros son las llagas y mataduras que sufre en los muslos y que viene a curarse en San Fernando de Apure en mayo de 1818.

Con todo este ejemplo se ganaría la fidelidad de esos hombres y los llevaría a través de los campos de batalla, con ellos cruzo Los Andes, hazaña que no tiene comparación en la historia militar del mundo ya que Aníbal cruzo los helados Alpes para atacar a Roma, pero lo hizo en la época de otoño y con hombres acostumbrados al frío ya que eran de tierras donde las temperaturas eran bajas. En cambio Bolívar lo hizo con hombres de tierra caliente y en la época de invierno.

Cuando el General Pablo Morillo supo del paso de Los Andes le escribió al rey de España:
“Dadme cien mil llaneros y me paseo por Europa en nombre del Rey de España”

Simón Bolívar cuando emprendió la lucha por la libertad no escatimo esfuerzos ni sacrificios para lograr sus metas, se comenta que sus nalgas estaban llenas de callos por tanto montar caballo y como un día me contó el Cronista de Valera; Don Luís González; que Bolívar decía que esos callos eran los pueblos que había recorrido en busca de la libertad.

7. Conozcamos a Bolívar
La Niñez de Simón Bolívar

Es preciso conocer un poco sobre la niñez de este gran hombre para darnos cuenta que desde muy pequeño en el héroe se adivinaba una genialidad que con los años se desarrollaría y no seria su vida la vida de un hombre común.

Simón fue un niño inquieto, que quizás por carecer de padre se convirtió en un niño difícil, rebelde, inquieto y desaplicado en sus estudios. Ni siquiera un personaje tan duro como el Licenciado Saenz pudo domar la rebeldía de este pequeño.
Es fácil pensar que este jovencito lo que le falto fue el amor de sus padres del cual podemos decir que careció al leer a cualquiera de sus biógrafos y también sus cartas en donde nombra muy poco a su madre y mas a Hipólita y Matea que realmente fueron sus compañías.

Antes de adentrarnos en la niñez del futuro Libertador nos encontramos que su nombre con el cual iba a ser bautizado era el de Pedro José Antonio pero en la misma pila bautismal el canónigo Jerez de Aristiguieta le cambio el nombre de Pedro por el de Simón.
Al preguntarle Juan Vicente Bolívar por el cambio este le respondió que había tenido un presentimiento de que este niño al crecer seria “el Simón Macabeo de las Americas.”
Podemos ver que el sacerdote no se equivoco, la vida de este Simón no seria la vida de una persona cualquiera.

Al morir su madre el niño le fue encomendado a un personaje de la época que no era muy bien visto por la sociedad de ese momento, ese personaje era Simón Rodríguez. Pero este hombre logro en el quizás lo que nadie había logrado en ese momento: Domar al infante.
También le daría el afecto que le faltaba y desde ese momento Rodríguez seria para el pequeño la figura de padre que le falto, además de darle la ideas revolucionarias que el creía, ya que hay que recordar que Simón Rodríguez fue un amante de La Revolución Francesa y los derechos del hombre.

Lo ayudo cuando este se encontraba casi al borde del suicidio después de la muerte de su amada Maria Teresa. Indiscutiblemente para Rodríguez Bolívar fue un experimento para sembrar en el las ideas de libertad y convertirlo en un paladín amante de la independencia de los pueblos.

No podemos negar la rebeldía del niño-joven Bolívar, como seria su carácter que en México en las mismas barbar del Virrey se dio a la tarea de criticar al Imperio 

Español. Creo que en su rebeldía estaba su genialidad ya que siempre lucho por lo que creía y defendió sus ideas. Ya desde muy temprano se deslumbraba su carácter tenaz y la posibilidad de dirigir la lucha por la libertad de estas tierras.
Bolívar fue siempre un critico y un claro defensor de la libertad el ejemplo mas exacto lo tenemos al no estar de acuerdo con la actuación de Napoleón Bonaparte en una época en que el mundo estaba ciego con la supuesta gloria del francés.

8. El Decreto de Guerra a Muerte
En la Campaña Admirable Simón Bolívar proclamo el 15 de junio de 1813 la Guerra a Muerte en nuestra ciudad de Trujillo. La guerra había tomado un carácter demasiado salvaje entre los años 1813 y 1814. Se cometían crueldades y los realistas desde el año de 1814, no reconocían beligerancia a los patriotas.

Los trataban como traidores al rey, no le reconocían el derecho de luchar por la causa que defendían. Además esta guerra más parecía una guerra civil. Los soldados patriotas se pasaban al enemigo, no existía conciencia de Patria y El Libertador estaba dispuesto a construir esa patria.
Era necesario crear una conciencia nacional a favor de la independencia nacional. El contenido de la proclama se resume en su ultimo párrafo que dice así: “Españoles y Canarios contad con la muerte aún siendo indiferentes, si no obráis activamente en obsequio de la libertad de América, Americanos contad con la vida, aún cuando seáis culpables”.

Este decreto establecía la diferencia entre España y Venezuela y así aislar los realistas del pueblo. Bolívar trataría de responder a los que escudados por las banderas del rey cometían asesinatos y atropellos contra los venezolanos. 
Establecería con mucha firmeza un gobierno republicano que actuara con mano dura y sin la debilidad del gobierno de La Primera Republica. Él quería responder en la misma forma los desmanes y horrores que cometían los españoles.

Todo esto explicaría los actos de Bolívar pero no lo disculparía. ¿Quizás los españoles lo empujaron a tomar esta decisión? Aunque fue necesario colocarse aparte de los conceptos éticos y legales.
¿Era necesaria esta guerra a muerte? ¿Bolívar pago el justo precio para lograr su objetivo? Debemos recordar que la independencia no llego por arte de magia nació de mucha sangre derramada. El Decreto fortifico el espíritu nacionalista del pueblo y logro crear la patria que no teníamos. 

Sus oficiales lo presionaban para que Bolívar tomara una desición clara vengándose de todas las atrocidades cometidas por el enemigo. Los venezolanos que acompañaban a Simón en la campaña habían dejado sus familiares en Venezuela y sabían que muchos de ellos se encontraban sufriendo en carne propia todo el peso de las injusticias unos siendo asesinados y otros estando prisioneros.

Bolívar con su personalidad resuelta a toda prueba, tenía que mantener el equilibrio emocional de sus tropas que se encontraban heridos en su amor propios y deseosos de vengar las vejaciones echas a sus familiares y amigos.

Bolívar no había venido para ser derrotado y estaba dispuesto a cualquier cosa por lograr su cometido.

Conocía de la indiferencia de los trujillanos que era compartido por muchos venezolanos.

El pueblo protegía a Monteverde por que lo consideraba defensor del Rey y ese Rey era la presencia de Dios en la tierra. Odiaban a Bolívar y a los patriotas ya que los consideraban ateo y enemigos de Dios y de la monarquía.

La noche del 14 al 15 de junio no fue de descanso para el Brigadier Bolívar, pensaba, de pronto se levantaba de la hamaca se sentaba en una silla, se volvía a parar, caminaba.

A las tres de la mañana del día 15 llamo a su secretario Pedro Briceño Méndez y con voz ronca le empezó a dictar: 
“Venezolanos: Un ejercito de hermanos…ha venido a libertaros y ya lo tenéis entre vosotros”

Continuo con el decreto ya conocido caminando por la sala y sentándose en un catre concluyo:
“Cuartel General de Trujillo, 15 de agosto de 1813.”
Cuando Bolívar termino la sala estaba llena de oficiales que habían despertado al adivinar que algo grave ocurría.

El Libertador ordena a Briceño Méndez que lea el documento en voz alta para que todos lo puedan oír. Al terminar la lectura su Secretario El Libertador interrogo a sus oficiales:
¿Qué les parece, señores’ Pregunta con curiosidad el héroe caraqueño.
¿No era lo que ustedes deseaban que fuera? ¿De esta manera no era que opinaban que se debía de hacer la guerra?

Debemos enfrentarnos a lo españoles en igual de condiciones y no podíamos dejar que nos sigan atropellando. Seremos inclementes contra ellos; contra los inclementes; seremos generosos con los generosos.

Los realistas respondieron al Decreto de Trujillo intensificando las matanzas.


9. El Famoso Mal Carácter Del General Bermúdez
José Francisco Bermúdez famoso General de la guerra de la Independencia Venezolana era conocido por ser un hombre extremadamente violento y agresivo. Desde los inicios de la gesta libertaria se destacó por su entrega total a la causa pero siendo un hombre considerablemente cruel contra el enemigo.

Su salvajismo aumenta al ser muerto su hermano por los españoles e hizo pagar a cada uno de los prisioneros enemigos que caían en sus manos el asesinato de Bernardo Bermúdez. Por su conocida crueldad empezaron los enfrentamientos con El Libertador Simón Bolívar.

Al llegar Morillo a Margarita junto a la expedición enviada de España para rendir a las colonias que se encontraban alzadas en contra del rey, Arismendi se rinde pero el oriental Bermúdez con unos cuantos adeptos escapa cruzando en el medio de la escuadra española.

Bermúdez que contando con una flechera cruza entre los barcos de Morillo gritando insultos con la espada desenvainada en contra de las tropas españolas, decía ¡Ábranme paso, carajo, soy el General José Francisco Bermúdez! exclamaba. 

Al llegar a Cartagena burla la vigilancia española dirigiéndose a Haití y llega a Los Cayos y se convierte en un dolor de cabeza para Bolívar que ya tenía conflictos con el furioso Bermúdez que no solo era dueño de un irritable carácter sino que era un hombre de gran estatura y corpulencia.

Su actitud negativa, sus vacilaciones e intrigas obligaron a El Libertador a prescindir de su colaboración, ordenando no permitir su embarque.
Bermúdez no se rinde y fleto una goleta saliendo de Los Cayos rumbo a Margarita. Al enterarse de los sucesos de Carúpano sigue a Ocumare y ofrece sus servicios a Bolívar. El Libertador se niega recordándole su desobediencia.

La desgracia de Ocumare lleva a Bolívar a Guiria donde Bermúdez cegado por el rencor se une a Mariño desconociendo la autoridad de Bolívar.

Al ser obligado el caraqueño partir, en el muelle entre los gritos de la gente, Bermúdez lo ataca con su espada pero afortunadamente por la intervención de unos amigos se evita el fatal desenlace.

En 1817 cuando Bolívar reclama la ayuda del Libertador de Oriente; Santiago Mariño; es enviado Bermúdez en su socorro y El Libertador Simón Bolívar dándole un abrazo le dice:
“El Libertador de El Libertador” y vuelve Bermúdez a la obediencia y al respeto, siendo desde ese momento su más fiel colaborador.

La vida del valeroso militar oriental se ve plena en hechos heroicos y de una destacada participación en la lucha por la libertad de estas tierras hasta que su vida es eliminada por un joven Berrizbetía en un hecho algo oscuro que muchos historiadores atribuyen a una venganza por lo despótico y violento del carácter del General.

Violento y agresivo, cruel y vengativo así era el General José Francisco Bermúdez pero sin lugar a dudas valeroso militar amante de la libertad y hombre que arriesgo muchas veces su vida para eliminar de estas tierra el yugo de los españoles. 

Los héroes de La Independencia fueron seres humanos con errores y virtudes como cualquiera. Eso no los empequeñece sino al contrario los hace más gloriosos ya que se elevaron de simples mortales a titanes conductores de una gesta que realmente fue heroica 

10. El General León Jurado
Este militar gomecista nació en “El Manglar”, que era una Hacienda ubicado en el estado Falcón, muy cerca de Cumarebo el 17 de abril de 1874. Desde muy pequeño trabajo con su padre en las labores de la Hacienda que era de su propiedad. A los 12 años le fue confiado a un amigo de su padre llamado Pancho Martínez para que hiciera de él “un hombre de provecho, fuerte y valiente”.

Este le enseñaría a leer y a escribir y también a trepar de un palo mayor y a realizar las labores de los marineros. A los 16 años le sucedió un acontecimiento que marcaría su vida, lo mandaron a vender la leche y e jugo perdiendo el dinero del producto. Por esto decidió huir y en el Puerto de La Vela se embarco en una goleta., realizo varios trabajos entre ellos los de caletero en el puerto de La Guaira. En las noches guaireñas sufría una trasformación, se vestía elegantemente y visitaba lugares de diversión.

En una ocasión al tener una disputa contra un individuo lo hiere y decide huir para no tener que ir a la cárcel. Emigra a Los Andes, a San Cristóbal, en donde realiza una hazaña en una plaza de toros que le dio la simpatía de los andinos. Salvo a una joven que cayo al ruedo y que iba a ser atacada por el feroz animal. 

Se une a la revolución de Cipriano Castro y se destaco por su valor en el combate cosa que lo hace ir subiendo en los grados militares. En 1902 cuando peleaba en contra de La Revolución Libertadora sufrió de paludismo y siguió comandando la tropa, al verlo Castro hizo el siguiente comentario al verlo flaco y con la ropa hecha jirones:
¿Y a ese muerto porque le traen mandando tropa?

León Jurado nunca le perdono el comentario y al poco tiempo se convirtió en furibundo anti-castrista.
Conoce a Juan Vicente Gómez en la batalla de perico en el estado Falcón en el año de 1903 y derrota al General rebelde Riera y por este triunfo Gómez se lo lleva con él.

Desde este momento le unió al futuro presidente una amistad que duro 27 años. Durante los cuales fue tres veces Presidente del estado Falcón y en el estado Guarico también ocupo por tres veces el cargo.
Su dureza y crueldad fue famosa pero también se distinguió por sus dotes de humanidad liberando a presos políticos todos los años.
Hombre de varias anécdotas y entre ellas se pueden retratar que el General ya hombre maduro clavaba un puñal en una pared bastante alto y lo tumbaba pateándolo, quedando en posición casi horizontal en el aire con solo apoyo de un pie en la pared.

Su valor era extraordinario y entre lo que se narra de su bravura se dice que una vez lo esperaban para hacerle un atentado, León Jurado se trasladaba por una carretera que por su mal estado se pegaban los carros. El General al ver un grupo de hombres que lo esperaban amenazantes se bajo del carro y se acerco a ellos para que lo ayudaran a salir el vehiculo del terreno fangoso en que había caído. Los sorprendidos asesinos quedaron desarmados del valor de su posible victima y lo ayudaron dejándolo en paz y admirando al hombre valiente. 

De esta manera transcurrió la vida de este militar gomecista que no dejo de ser menos folclórico que su jefe y que es importante al adentrarse en el régimen de Juan Vicente Gómez conocer la vida de sus hombres.

11. El Padre Rosario
El presbítero Francisco Antonio Rosario, nació el año de 1761 en la provincia de Trujillo. Sus padres pertenecían a una de las familias más conocidas y no carecían de bienes de fortuna, se distinguían por su religiosidad y honradez, cosa común en la provincia de Trujillo. 
Su primer curato fue la parroquia de Monay que debía ser de gran importancia ya que merecía tener cura propio. 

En Mendoza fue su segundo curato, estuvo desde 1792 hasta 1847 donde murió. 
Sirvió el Padre de Capellán del ejército libertador y ofreció grandes contribuciones a los gastos de la guerra emancipadora. 

Su hacienda "Carmania", rica en cañas, en añil y en café era un espléndido fundo en cuya hermosa casa se acogió Bolívar cuando descendió sobre Trujillo gestando la proclama de "Guerra a Muerte". Siempre se ha dicho que el sacerdote influyo en El Libertador para la famosa Proclama.

En esos tiempos el Padre Rosario llevaba una vida de jolgorios y de libertinaje que contradecían la rigidez de la vida sacerdotal. 
Esto dañaba a sus feligreses de Mendoza y de La Puerta con el ejemplo disipado de sus actuaciones. 

La leyenda cuenta que el sacerdote regresaba hacia Mendoza después de una noche de parranda y al pasar por un sitio denominado "Zanjón del Diablo", la mula que montaba lo tumba a tierra asustada por la figura terrorífica en incandescente del mismo diablo. 

En el suelo el Padre Rosario aterrado oyó el reclamo del mismo Dios que le promete que si cambia a una vida de penitente salvará su alma. Pasando el susto corrió por el camino hacia Mendoza y en adelante cambia totalmente su vida libertó a sus numerosos esclavos, recogió los lujosos manteles de sus posesiones y repartió su fortuna entre los pobres. Cambia su rica mesa a una tabla sobre la cual comía, su cama de ricas sabanas de Holanda fue sustituida por el duro suelo y su almohada fue una piedra. 

Al liberar sus esclavos se queda con uno que tuvo la misión de azotarle la espalda con un látigo. 
Cuando el padre quería aumentar la penitencia cargaba una cruz de igual tamaño a la que llevó Jesucristo. Con ella caminaba en las noches hacia Escuque donde se confesaba con el Vicario del pueblo. 

Esta actitud causa admiración entre la población de Mendoza y de La Puerta. 
Tanto fue los deseos de humillarse del sacerdote que algunos sábados salía con los mendigos a suplicar un poco de pan. 
Entrando el Padre Antonio Rosario a ser parte de la historia y de las leyendas trujillanas. 


12. El Zorro, ¿William Lamport o Joaquín Murrieta?
El norteamericano Johnston McCulley para crear al personaje de capa y espada El Zorro tuvo la inspiración en dos personajes de la vida real como fueron el irlandés William Lamport y en el mexicano Joaquín Murrieta.

Con esta novela publicada por entregas en 1919 en la revista All Story Weekly con el nombre de “La Maldición de Capitrano” empieza la saga de este personaje de capa y espada, vestido de negro y enmascarado, montad en un caballo negro, que lucha en contra de las injusticias.

McCulley que era practicante de la masonería se encontró un buen día con un libro escrito por un militar mexicano, Vicente Rivas, en donde narra la vida de un irlandés que era ferviente católico que condujo la rebelión de los indígenas en contra de la Inquisición.

Este legendario irlandesa procedía de una familia de origen aristócrata igual que su homologo El Zorro. Entre sus múltiples actividades se dice que hasta de pirata ejerció en su vida aventurera hasta que se traslado al Nuevo Mundo enviado por el Conde-Duque de Olivares para vigilar al Marques de Villena que era en nuevo Virrey.

Este personaje del gobierno del rey era corrupto y junto a sus secuaces robaba las mercancías y el oro que iba destinado a la corona española, además de estar esas tierras asoladas por piratas que practicaban el saqueo a los bienes que el Virrey dejaba.

Lamport contó con la ayuda del obispo del pueblo llamado Palafox que también había sido elegido para el puesto por el Conde-Duque de Olivares. El Zorro-Lamport contó con la ayuda de frailes y carmelitas. Este agente secreto pulsaría la opinión de los pueblos indígenas. Esto era muy importante ya que el conde-duque no sólo temía los movimientos secesionistas en España —en 1640 había comenzado la rebelión de Cataluña y en 1641 la secesión de Andalucía— sino su repercusión en América.

Por un tiempo el aventurero irlandés que amaba los disfraces y estaba lleno de sed de justicia, se desenvolvió bien pero su protector de Olivares caería en desgracia y se equivocaría al pedir ayuda al Papa y a los reyes de Portugal y Francia para llevar a cabo sus proyectos. La Inquisición lo perseguiría y lo acusaría de consumo de peyote que era una especie de droga prohibido por el santo oficio y de practicar la astrología ciencia considerada como diabólica. Como no es de extrañar fue condenado a la hoguera pero Lamport para evitar los dolores de ser quemado vivo aprovecho las cuerdas que lo ataban para suicidarse estrangulándose. Pasando a ser el aventurero irlandés el héroe que se enfrento a la Inquisición.

También se dice que Johnston McCulley se inspiro en la vida del bandido mexicano Joaquín Murrieta trasportando la acción del norte de California a Los Ángeles.
Este forajido de oscuro origen ya que hay otra versión que dice que era oriundo de Chile y se traslado a la zona atraído por la fiebre del oro, se convierte en bandido para vengar la muerte de su esposa a manos de unos gringos que como cosa rara cometía depredaciones y asesinatos sin ser castigados por la ley que ya se encontraba en manos de norteamericanos al arrebatar a México de sus territorios.

Los guionistas de la primera película de El Zorro protagonizada por Antonio Banderas utilizaron las figuras de Murrieta y de su compañero Jack “Tres Dedos” para personajes y hasta el protagonista Alejandro es supuestamente un hermano de Joaquín. Utilizaron al capitán norteamericano Harry Love que según la historia verdadera de Joaquín Murrieta fue su matador.

La vida de Murrieta no fue menos azarosa y aventurera que la de El Zorro ya que este chileno o mexicano ya que se dedico después de ser asesinada su esposa llamada Carmen Félix a cazar a cada uno de sus asesinos. En su historia donde se cruzan la verdad y la ficción lo retratan como un traficante de armas y patriota que lucha para liberar México de la bota norteña.

Joaquín Murrieta es llamado también El Zorro del Valle de San Joaquín, El Jinete sin Cabeza, El Coyote, El Patrio y hay relatos en donde lo describen enmascarado y montado en un hermoso caballo negro. El Congreso de California pone a precio la cabeza del audaz bandolero y encarga al Capitán Harry Love, veterano de la guerra México-Gringa, al mando de un grupo de rurales para acabar con la amenaza de Murrieta.

Después de varios intentos una mañana los rurales puedes cercar el campamento de los mexicanos y estos son muertos en un enfrentamiento a tiros, cortando el Capitán Love la cabeza de Joaquín Murrieta y la mano de su compañero Jack “Tres Dedos”. Desde este momento empezara la leyenda de Joaquín Murrieta fuente de inspiración de Johnston McCulley para crear su personaje El Zorro.

13.Garibaldi en América
Después de comprometerse en un movimiento político que fracasa el joven marinero Garibaldi tiene que huir o sino ser condenado a muerte, parte a Brasil en el barco “Borrel”, que mejor lugar que este continente para albergar a un corazón lleno de ansias de luchar por la causa de la libertad.

No mas llego se reúne con italianos llegando a liderizar a logia masónica de Asilo di Vertud. Combatió contra Pedro I junto a Bento Goncalves da Silva, que es fusilado fracasando su movimiento. El joven revolucionario italiano huye a Uruguay que estaba en guerra contra el gobierno argentino de Juan Manuel Rosas, enfrentamiento que duro desde 1839 a 1843.
Garibaldi se une a la marina del gobierno de Montevideo, sustituyendo al Cro. Coe al mando de la flota, pero es derrotado por el Almirante Guillermo Brown que contaban con mas barcos y hombres.

El italiano incendio sus barcos evitando caer en manos de los argentinos con sus pocos hombres que sobreviven a los cruentos combates.
Sigue dirigiendo la escuadrilla naval luchando con valentía siempre contando con la ayuda de sus marineros italianos y de esclavos libertos que lo seguían hasta donde este famoso revolucionario los quería llevar.

Continúa el valiente europeo en su lucha por la causa de la libertad combatiendo contra Pedro II a favor de los revolucionarios que habían proclamado la Republica de Río Grande. En uno de sus viajes como corsario por su catalejo divisa la estampa de una hermosa mujer de larga cabellera, era Ana María de Jesús Ribeiro da Silva, desde ese momento los uniría la lucha por la libertad como pan de cada día.

El se le acercaría ya en tierra y le diría, mirándola profundamente: “Usted debe ser mía". Fugándose la pareja. Ella estaba prometida a un terrateniente cuyo rebaño de ganado cuidaba su padre llamado Manuel de Aguiras, lo que paso después nadie lo sabe.

Su hogar fue el barco corsario “Itaparica”, quedando su amor ligado al humo de la pólvora y al fragor de las refriegas. Anita, como se le conoció a la revolucionaria, participo en muchos combates, muchas veces transportando municiones y en otras luchando como una mas de los valientes corsarios que acompañaron a Giusepe Garibaldi.

Orgulloso cabalga el italiano con la única camisa que poseía, con su manto de gaucho y junto a él, Anita, “la reina de mi alma”, como la solía llamar y era esto una imagen difícil de olvidar, el revolucionario, su mujer y sus hombres.
En uno de los combates la mujer es apresada y a pesar de encontrarse embarazada logra fugarse y después de varias peripecias se encuentra con su amante. Anita y Garibaldi son padres de un niño al cual bautizaron como Menotti en honor de un revolucionario italiano. 

Tuvieron tres hijos más Rosita, Teresita y Riciotti. La familia se había asilado en Montevideo en donde vivieron por un tiempo en paz, que duro poco ya que los conflictos de la Banda Oriental desembocaron en el "sitio de Montevideo" puesto durante más de ocho años por el general Manuel Oribe, aliado uruguayo de Juan Manuel de Rosas.

Los extranjeros se reunieron en legiones y como era de esperarse Garibaldi se luciría en los combates junto a su Legión Garibaldina, hombres vestidos con una camisa roja de los cuales el General argentino Paz comentaría al serle hablado de la bravura de “los rojos”:
“No les extrañe tiene un león como cabecilla”. Su legión se haría famosa mucho más allá de las pampas por la valentía y el arrojo con que luchaban.

Siempre se enfrentaban a enemigos en número superior pero no podían ser aniquilados aunque la mitad cayera en la refriega, pero nuevos voluntarios se acogerían a su bandera. En esta fila ninguno tuvo más que su camisa roja y su ración de pan, vino, sal y aceite, sin ningún dinero ya que según su jefe esa era la mejor forma de conservar la libertad. El grito de su jefe “hoy venceremos haría que estos leones se arrojaran cuchillo en mano y bayoneta en un salvaje ataque derrotando a sus enemigos. 

El italiano se vuelve a enfrentar con Guillermo Brown y tanta es la admiración que guarda por él este aguerrido enemigo que lo deja huir en vez de tomarlo prisionero.

Al pasar los años las luchas en Uruguay habían amainado y ya Garibaldi se encontraba en este continente desde hace 14 años, tenía 41 años y debía ir con su legión a luchar a su patria en donde moriría su amada Anita pero ya eso es otra historia…….

14. Guaicaipuro Guerrillero de la Libertad
Ese famoso caudillo indígena fue el último hombre libre de las selvas y el más firme opositor de los soldados conquistadores que asolaron esta bella tierra.
Nacido probablemente en Los Teques y fue muerto en los alrededores de estos lugares en 1569.

En la invasión de López de Aguirre en 1561 tuvo casi consecuencias fatales para los españoles pues Rodríguez Suárez; famoso conquistador español fundador de la ciudad de Mérida; al ir a enfrentarse al rebelde Aguirre tropezó en las montañas de Las Cocuizas con el guerrillero indígena y sus tropas.

Fueron infinitas las veces que Guaicaipuro junto a sus huestes puso en aprieto por su valor y arrojo a los soldados venidos de España a pesar de que estos tenían mejor armamento y armaduras. Estos “valientes” españoles tenían armas de fuego y los indígenas solo lanzas, arcos y flechas de madera y piedra ya que estos bragados combatientes no conocían los metales.

Para estos bravos pobladores debió de ser duro ver como sus posesiones le iban; de una manera salvaje; a ser despojadas. Ellos debían morir luchando por sus vidas ya que no solo los invasores planeaban apoderarse de esas tierras sino esclavizarlos convirtiéndolos en verdaderas bestias humanas que morirían trabajando para satisfacer el afán por las riquezas de los invasores.
Guaicaipuro comando las tribus Caracas y Teques, poco a poco con mucho sacrificio también logro la jefatura de los araguas, los maracayes, los chaimas y los mariches.

Guaicaipuro no se conforma solo con librar una guerra de guerrillas contra los españoles, aspira tomar Santiago de León ciudad recién fundada por Diego de Losada. Derrota a sus enemigos en Macarao.

Ya se encuentra cerca de su meta pero no logra lo deseado a pesar de la bravura y el coraje con que él y sus hombres combaten.
Lo que consigue en esa lucha como trofeo es la espada de Rodríguez Suárez.

Humillación muy grande para los españoles que contemplan como este enarbola el arma como insignia de la rebeldía de los indígenas.
El caudillo rebelde no rinde la feroz resistencia de los españoles y muchas veces se estrella contra las tropas invasoras.

Los éxitos contra los españoles le había dado una gran fama entre su gente y naciones vecinas. Eso lo sabía Losada, además estaba seguro que esta resistencia estaba frenando fuertemente la conquista. Mientras viviera Guaicaipuro nada lograría.

El astuto Losada invento un proceso jurídico y le dio formato legal a la captura del rebelde, lo acuso de delitos de rebelión y de asesinato y encomendó a otro español llamado Francisco Infante su captura.

Este con ochenta hombres entre españoles e indios traidores salen de la ciudad para la captura del caudillo. Llego a donde se encontraba Guaicaipuro quedándose Infante con 25 hombres en reserva y mando a un soldado experimentado llamado Sancho del Villar para que bajase al pueblo a detener al reo de culpa.

Se decía entre los españoles que Guaicaipuro guardaba una gran fortuna, como cosa rara los españoles siempre pensando en el saqueo y en robar a los habitantes de las tierras que invadían.

Los soldados que acompañaban a del Villar corrían haciendo competencia para ver quien llegaba primero y quien podría más rápido robar el mentado “tesoro de Guaicaipuro”. 

El cacique se enfrenta a ellos con la ferocidad y el valor que lo caracteriza, ayudado por su pueblo, pero encontrándose el héroe venezolano cercado decide morir peleando en vez de ser achicharrado ya que el sitio donde se defendía ya era victima del fuego provocado por los atacantes.

Desde la puerta se enfrenta a Juan de Gaméz a quien hiere y según el escritor español José Oviedo y Baños en “Historia de la Conquista y Población de La Provincia de Venezuela” el indígena dice las siguientes palabras:
“Ah, españoles cobardes, porque os falta valor para rendirme os valéis del fuego para vencerme: Yo soy Guaicaipuro.”

Gritando esto y saliendo para enfrentarse contra todos sus enemigos y es muerto en esta cobarde celada que era la única forma de matar a ese gran venezolano de un valor a toda pruebas de un gran amor que no le cabía en su ancho pecho por sus hermanos de raza y por esa tierras.

Fue un guerrero tan formidable Guaicaipuro que después de que los invasores lo asesinaron huyeron sus matadores con cobardía por el temor que les ocasionaba su figura de gran peleador y valiente caudillo.

Este fue el final de la vida de el último de los hombres libres que sacrifico su vida por la patria que era asolada por la cruel voracidad de extranjeros invasores llenos de avaricia y crueldad.


15. La Caída de la Primera Republica
Después del 5 de julio de 1811 en Venezuela se produjeron alzamientos en contra de la separación de España. En Los Teques, en Maracaibo, Coro y Angosturas se suscitaron movimientos que daban “Vivas al Rey” y “Muertes a los traidores y herejes”

En Valencia hubo un alzamiento que fue aplastado sangrientamente con 800 muertos y 1500 heridos y a los caudillos de esta rebelión fueron ejecutados en la horca.
¿Qué pasaba en Venezuela? ¿Sería que el pueblo venezolano no quería la libertad?

El pueblo no quería ser gobernado por los que habían tomado el poder ya que los consideraban sus enemigos. Para nadie es un secreto que los que encabezaron el movimiento separatista del 5 de julio era la clase mantuana y ellos no se identificaban con el pueblo ni este con ellos.

Para la clase popular el Rey de España le daba ciertos beneficios como proporcionar a los pardos y a los quinterones la manera do convertirse en blancos puros, a un pulpero canario la de tener prerrogativas de hidalgo, a un hijo bastardo la de ser hijo legítimo, y los mantuanos no reconocían esas medidas.

Ellos seguían odiando a los llamados blancos de orilla o pobres, a los negros o a aquellos que no fueran de su raza y estos no se iban a enrolar en las filas de sus enemigos para defender los intereses de los estos.

Por eso fue que le sería tan fácil a Domingo Monteverde enganchar a las clases populares en sus filas cuando les ofrecía el saqueo como recompensa de sus actuaciones en combates.

Las medidas tomadas por el gobierno para hacer frente a Monteverde no fueron las más idóneas y eran decretar medidas en contra de los enemigos y desertores y nombrar a Miranda como Jefe de los ejércitos de La Republica.

Miranda no era conocido por los sectores del pueblo y lo poco que sabían de él; si sabían; era que era enemigo de Dios por ser masón y enviado por un gobierno extranjero. Además la figura de Miranda con su acento afrancesado, su uniforme de militar francés y su desprecio por los mantuanos acrecentó la separación de este con la causa de la libertad.

La otra medida sería impopular ya que aseguraría el rumor de que los mantuanos se mantendrían en el poder a costa de sangre y fuego.

La causa de la independencia en la Primera Republica no sería muy popular y mucho tendrían que luchar nuestros próceres para que el pueblo venezolano confiara en ellos.

Las tropas republicanas desertaban y se unían a Monteverde, ellas no podían saquear ya que las propiedades eran mayoritariamente de los mantuanos y el militar canario como ya se dijo propiciaba el saqueo dándole la posibilidad a la gente de llegar de la guerra con alguna ganancia y este era el secreto de Monteverde.

Monteverde era enemigo de los mantuanos y por eso es seguido por la masa del pueblo. La población venezolana era de 800.000 y se dividía en 62.000 negros esclavos, 400.000 mestizos, 120.000 indios y 212.000 blancos europeos y criollos, de los cuales 12.000 eran españoles y canarios.

Tenemos, pues, que de 800.000 habitantes, más de la mitad. 468.000, eran negros, mulatos, pardos, quinterones y zambos.
Además de tener a las clases populares de enemigos los mantuanos constaban con el número de españoles que no les favorecía y contando también con el elemento de que no todos los criollos eran favorables a separarse de España.

Pasarían años de lucha y de sacrificios en una de las guerras más sangrientas de la América española y llegaría el momento en que seríamos de una vez “libres” de España para pasar a ser manejado el país como si fuera una hacienda de los caudillos que poblaron la Venezuela rural de mediados del siglo XIX y parte del siglo XX.
Por fin llegaría al tiempo, el momento en que el pueblo venezolano ganaría una y disfrutaría de ventajas que por derecho le correspondería. Transitaría un siglo y 79 años para que por fin el pueblo ganara una y respaldara una causa que le reconociera su valor y su sacrificio.

16. La Expedición de Los Cayos
Después de haber llegado a Haití Simón Bolívar el 24 de diciembre de 1815 se traslada a entrevistarse con el Presidente Petión quien le facilitara todo lo concerniente para invadir Venezuela y liberarla del yugo español.

En Los Cayos de San Luís se reúnen los jefes republicanos y desde allí se prepara una expedición que constaba con 6000 fusiles, municiones, víveres y hasta una imprenta.

Luís Brión organiza una flota de piratas que ya habían luchado en el sitio de Cartagena con 7 goletas llamadas: Bolívar, General Mariño, General Piar, Constitución, Brión, Félix y Conejo. Parten el 31 de marzo de 1816 y entre los venezolanos que participan se encuentran Santiago Mariño, Mariano Montilla, Manuel Piar, Francisco Antonio Zea, Pedro Maria Freites, Pedro León Torres, Bartolomé Salom, Carlos Soublete, Diego Ibarra, Pedro Briceño Mendez y los extranjeros Juan Bautista Bideau, Luis Aury, Henry Ducoudray-Holstein, Luís Brión. 

Antes de partir existieron roces entre los patriotas no se ponían de acuerdo en quien sería el jefe de la expedición, Montilla y Bermúdez se oponían a que Bolívar tuviera la jefatura y estuvieron a punto de tener un duelo. Pero el Almirante Brión se opuso a nombrar otra persona como jefe participando que si Bolívar no era el jefe el no prestaría los barcos para la expedición. Petión participaría que sin la jefatura de Bolívar el no colaboraría con los patriotas.

El liderazgo del corsario del presidente se impone y la expedición parte. Después de un recorrido cercano a la isla de Margarita se produce el combate de Los Frailes. Bolívar aborda la embarcación española al menor estilo de los piratas y se produce un combate a arma blanca en donde El Libertador y su Almirante corsario Brión juntos se enfrentan al enemigo peleando codo con codo logrando capturar a la goleta Rita y al bergantín El Intrépido.

Al llegar a Margarita Bolívar es proclamado Jefe Supremo y se prepara un ataque a tierra firme. Piar y Soublete avanzaron hacia la ciudad y El Libertador cumplió el juramento dado a Petión de liberar a los esclavos. Mariño y Piar desconocen su autoridad y hacen la guerra a su manera. 

Bolívar llega a Ocumare de la Costa en donde desembarca sin problemas pero Soublete es derrotado al enfrentarse contra Morales. El caraqueño iba en su ayuda pero al enterarse de su derrota se le presentan dos disyuntivas: ¿Qué hacer con los pertrechos y que hacer con el ejército? Pronto le llegan noticias que van a ser atacados por Morales y las tropas entran en pánico y se embarcan.

Dejan a Bolívar abandonado en la playa junto a su amante Pepita Machado y este prefiere suicidarse a caer vivo en manos de los españoles y cuando se suicidara junto a Josefina llega de los barcos patriotas en fuga Juan Francisco Bideau y los rescata. Huyen los patriotas de isla en isla

Las tropas patriotas que permanecieron en Ocumare de la Costa, bajo la dirección de Mac Gregor, evitan el encuentro con los españoles, y a través de los Valles de Aragua y los llanos de Guárico, fueron a reunirse a las guerrillas de Zaraza y Monagas. Estos hombres engrosaron en los llanos de Barcelona las fuerzas que Piar había llevado desde Carúpano, derrotaron a los realistas en El Juncal, asegurando con esta victoria las posiciones patriotas en las provincias orientales.

Mientras tanto la situación de Bolívar y su barco es delicada y en el mar atacan una embarcación española tomándola y haciendo prometer al capitán que le perdonaran su vida si lleva a Pepita Machado, a su madre y una tía a San Thomas.

Los patriotas navegan por 33 días hasta que llegan al puerto de Guiria en donde se encuentran con Bermúdez que reta a Bolívar a un duelo siendo evitado al intervenir Mariño ya que sabe que El Libertador mata a la primera estocada. Brión acude con su gente y el caraqueño se retira a Haití en donde rendirá cuentas a Petión de su fracaso.

17. La Batalla de Carabobo
El 24 de junio en las sabanas de Carabobo se suscito el enfrentamiento que nos daría la libertad y nos apartaría de los 329 años de yugo del Imperio Español.
Las tropas de Simón Bolívar se sitúan en la sabana de Taguanes el día 23 y el 24 en la mañana Bolívar observa desde una altura que las tropas de La Torre le han cerrado el paso y se encuentran mejor situadas que ellos.

Como buen estratega que era El Libertador decide darles una sorpresa y con la ayuda de un baqueano que conoce un camino o pica decide un ataque con las tropas de Páez que le saldrán a los españoles por detrás.
Bolívar divide el ejército patriota en tres divisiones Una al mando del General José Antonio Páez, la segunda comandada por el General Cedeño y la tercera dirigida por el General Ambrosio Plaza.

De pronto se escucha gritos en la parte patriota y ya Páez salía por la Pica llamada la mona. Las tropas españolas no dejan organizarse a los llaneros y los atacan sin piedad, estos se defienden valientemente se desorganizan y se organizan una y otra vez como es era su táctica.

Detrás de ellos se encuentran los mercenarios de la Legión Británica que salen del camino y rodilla en tierra resisten a la carga de los realistas. Son comandados por el Comandante Feriar que es muerto igual que su segundo Davy. 

Páez aprovecha para organizar a sus escuadrones y atacar arrebatándole la victoria al enemigo.
Los jinetes llaneros cargan y la tierra tiembla bajo el galope de sus caballos. Las lanzas en ristre en las manos de los patriotas se les van encima al enemigo que estremecidos por el miedo huyen.

El español Morales contraataca pero sus hombres fueron a clavarse en las lanzas de los llaneros de Páez.

Bolívar entretanto aprovecha para lanzar a sus tropas a las otras divisiones y el combate se hizo general.

El batallón español “Valencey” se cubrió de gloria en la derrota, formado en cuadros resistió valientemente a los jinetes del General Cedeño y a los infantes de Plaza y así en formación llego hasta Puerto Cabello.

El valor era normal en los dos bandos que combatieron en la jornada de Carabobo. Cedeño desesperado por no haber participado en la batalla con su División debido a los obstáculos del terreno se estrello en contra de una masa de infantería enemiga y murió en medio de ella del modo más valiente.

Plaza murió de igual manera al tratar de rendir como ya les dije al batallón enemigo. El libertador lego al lado del héroe cuando yacía moribundo y Plaza le dijo: “General muero con gusto en este campo de la victoria y en el punto más avanzado a donde no llego Páez”.

La victoria es total en el bando patriota y desde aquel 24 de junio Venezuela quedo libre del yugo que la asolaba, llenándose las paginas de esta patria de heroísmo y de valor.

La batalla costo 800 muertos a los patriotas y todo el ejercito al enemigo, quedando algunos focos realistas que poco a poco se fueron apagando .La Torre marcho a Coro y Morales se fue a Puerto Cabello.

La escuadra patriota al tiempo vencerá en el Lago de Maracaibo, igualmente Puerto Cabello se rindió después de haber resistido el asedio de Páez.

Allí quedo vengada la sangre de aquellos caciques indígenas que fueron exterminados por la cruel mano de los invasores españoles.

18. Las Crueldades de Los Patriotas
Las guerras siempre son salvajes, hablar de guerras civilizadas es absurdo, en los conflictos que se suscitan la finalidad es acabar con el enemigo de la manera más rápida para así obtener la victoria. 

En la guerra por la independencia de Venezuela se cometieron grandes atrocidades por ambas partes y muchos de sus hombres se comportaron como vulgares asesinos tan igual como Boves, Monteverde, Zuazola.

Como historiador vamos a ser imparciales y opinando que el fin justifica los medios, trataremos de hablar de ciertas atrocidades cometidas por los patriotas, que sin lugar a duda no podrán restar importancia a la lucha por la Independencia.

Los primeros desmanes que registra la historia son los cometidos por el prócer trujillano Antonio Nicolás Briceño que fue el primer promotor de “La Guerra a Muerte”.

En su entrada a San Cristóbal le envía a Bolívar una cabeza de un español que había degollado, este cruel regalo venia acompañado de una carta que las primeras líneas estaban escritas con sangre.

La macabra carta comentaba que lamentaba haber solamente encontrado dos españoles, los cuales había decapitado y enviado como ya se dijo una cabeza a Bolívar y otra a Castillo, militar granadino.

Briceño ofrecía grados en su ejército según el número de cabezas de españoles que le fueran presentadas.

José Francisco Bermúdez decapitaba con su espada a los vencidos y Arismendi se destaco por los atropellos y asesinatos que cometió en nombre de la libertad, madrugando para contemplar las ejecuciones y hasta a veces el mismo actuando como verdugo.

Campo Elías, español partidario de la independencia que es acusado de los asesinatos en Calabozo y que en un arranque de rabia asesino a su tío y exclamo: “La raza maldita de los españoles debe desaparecer, después de que acabe con todos me suicidare para que no quede vestigios de esa raza en Venezuela”.

El asesinato de Barreiro en La Nueva Granada cuando este era un prisionero del General Francisco de Paula Santander. El asesinato de los frailes españoles en la misiones de Guayana es muestra de otro de lo muchos desmanes cometidos por los patriotas.

La guerra por la independencia fue por su participación una guerra civil ya que peleaban venezolanos contra venezolanos; hijos de una misma tierra; y siempre las contiendas civiles son las mas crueles.

Esa es la verdadera historia sobre los desmanes en la guerra por la Independencia y quizás los patriotas trataron de enfrentar fuego contra fuego.

La libertad se logro después de crueles derramamientos de sangre y para enfrentar a hombres tan salvajes como los defensores del Rey que cometieron los desmanes ya bastantes conocidos. Si los españoles tuvieron sus asesinos en absurdo negar los nuestros.

Así son la guerras, crueles, salvajes y siempre los que llevan la peor parte son los inocentes. Debemos conocer nuestra historia por muy cruda que sea, definir los hechos con la veracidad que tuvieron.

19. La Revolución Libertadora
En 1893 los jefes del liberalismo amarillo contactaron al Manuel Antonio Matos en Paris, después de hablar con Guzmán Blanco para una revolución en contra de Crespo, pero en 1895 Matos es nombrado por Crespo para un Ministerio eliminando así la posibilidad de que este actuara en contra del Presidente venezolano.

El banquero venezolano seguía siendo el hombre con más influencias con el capital extranjero y de mayor fortuna para emprender este desafió.
Se podía entender con las compañías extranjeras como “La New Cork and Bermúdez Company” o “La Orinoco Steamship” que eran enemigos enconados del gobierno de Castro. Acepta la jefatura del movimiento en 1902 junto a caudillos de gran importancia como Luciano Mendoza, Domingo Monagas y José Ignacio Pulido.

Matos obtiene un barco llamado “El Libertador”, armas y parque necesario para empezar una revolución. Él alegaba que esa compra la había realizado con dinero suyo pero después un periodista llamado Thumber dijo que había sido ayudado por “La New Cork and Bermúdez Company”

Los jefes militares de la revolución fueron como era de esperar Luciano Mendoza y Domingo Monagas. El primero comandaría las fuerzas del centro y del occidente del país y el segundo manejarías las tropas en oriente del país.
Matos logro reunir la alianza más importante en toda la historia de nuestro país, de todas partes de nuestro territorio salieron hombres para llenar las tropas de “La Revolución Libertadora”. 

Este movimiento contó con las figuras de importantes caudillos como Rafael Montilla “El Tigre de Guaito”; famoso guerrillero y caudillo trujillano; Pedro, Horacio y Alejandro Ducharne, Gregorio Riera, Nicolás Rolando, Zoilo “El Caribe” Vidal, Francisco Antonio Vázquez, José Manuel Peñalosa, Amabile Solaigne, Luciano Mendoza y otros.

También contó con la cooperación de compañías extranjeras como “La Orinoco”, los alemanes del ferrocarril de Venezuela, el cable francés que retardaba los mensajes del gobierno o se los entregaba a los revolucionarios y la ayuda de “La Bermúdez Company” como ya comentamos.

Matos desembarca en Guiria el 15 de mayo de 1902 La situación del gobierno de Cipriano Castro es desesperada, se encuentran en manos de la revolución Ciudad Bolívar, Maturín, Cumana, Calabozo, San Fernando de Apure, Barquisimeto y Coro.
El gobierno resiste en Los Andes, Zulia, Barcelona, Caracas, Los Teques, Maracay, La Victoria, Puerto Cabello y Valencia.

Desde este momento empezara a destacarse el General Juan Vicente Gómez en la historia de Venezuela ya que será el jefe de los ejércitos del gobierno que se enfrentaran a “La Revolución Libertadora”. 

Domingo Monagas fallece el 1 de septiembre perdiendo así la causa de la revolución una de sus más importantes figuras ya que el caudillo oriental era sinónimo de valor y de bravura en el combate y eso hacía que por esa fama vinieran a sumarse en su tropas legiones de hombres atraídos por su fama.

Luciano Mendoza asume el mando militar de la revolución. Matos aplaza el ataque a Caracas y nadie se puede explicar el porque de tal decisión, eso favorece a Castro.
Hasta que por fin el banquero-general decide marchar al centro. La revolución encabezada por Mendoza, Riera, Peñalosa y Solaigne avanzan hacia los Valles de Aragua y el ejercito de Oriente se dirige a Villa de Cura y se reúnen con sus compañeros sumando los hombre de la revolución 16000 soldados bien dotado de armas y de municiones.

Castro deja en la Presidencia a su compadre Juan Vicente Gómez y decide ponerse el al mando de sus hombres que son 6000 y se sitúan en La Victoria.

Para Matos después de seis meses de batallar llego la hora de la verdad ya que este personaje siempre tuvo ambiciones presidenciales y ahora se siente poderoso al contar con el apoyo de trasnacionales y de caudillos de las tallas de los que lo acompañaban en esta aventura.

En sus planes Domingo Monagas ordenaba avanzar por Los Valles del Tuy a Caracas, pero Mendoza insistía en una marcha hacía La Victoria y atacar a las tropas del gobierno que se encontraban en los cerros alrededor de esta plaza.

20. La Batalla de La Victoria
Esta batalla duraría aproximadamente 21 días y empezaría el 12 de octubre y serían una serie de combates a lo largo de las colinas alrededor de la ciudad.

Castro se encontraba rodeado de 14000 soldados que venían de Villa de Cura, Cagua, Turmero, Maracay y 2000 soldados más de “La Libertadora” cortaban sus comunicaciones y el paso para Caracas. Intenta por varias veces romper el cerco pero no puede y tiene que refugiarse en La Victoria.

Se encuentra falto de municiones y la superioridad del enemigo era notable, pero las cosas irían a cambiar con la llegada de los batallones andinos comandados por el doctor y general Leopoldo Baptista, Pedro Linares, Pedro Maria Cárdenas y por los 1000 hombres de la “División Trujillo” que se acercan dirigidos por Juan Vicente Gómez. Trae varios vagones con armas y municiones suficientes para cambiar la faz de los combates. Ahora las tropas del gobierno ascienden a 5000 hombres.

Evita que los hombres de la revolución tomen Caracas, pero al enterarse que Mendoza y Riera se dirigen por Villa de Cura a La Victoria reconcentra, el General Castro; las tropas en esa ciudad para hacerle frente.

Las armas y las municiones se les van acabando a los revolucionarios y estos deciden abandonar el campo un grupo de 40 hombres de las fuerzas del gobierno atacaran las posiciones enemigas con una carga de machete que eran expertos los trujillanos. Había coroneles, comandantes, capitanes, tenientes y sub.-oficiales y muy pocos soldados.

Irían descalzos, solo en ropa interior, sin armas de fuego, solo armados con un machete.
Al llegar a las afuera del campamento enemigo los trujillanos se preparan para la carga y atacan produciendo desconcierto en las filas revolucionarias, haciéndolos huir de trinchera en trinchera dejando muchos cadáveres regados en su huida.

Los cuarenta bravos trujillanos regresan con vida y de esa manera termina la tercera batalla de La Victoria y empieza el final de La Revolución Libertadora.

En esos combates los dos bandos se distinguen por la bravura en las batallas y al pasar los años es un honor haber peleado en La Victoria y los hombres que lo hicieron serían catalogados de muy “machos”.

Esa batalla la gano el gobierno por la unidad en el mando y por acatar las ordenes de un solo jefe y en cambio en las filas revolucionarias existía la anarquía y cada uno de los caudillos quería mandar.
Para Matos fue difícil acaudillar caudillos de tanto prestigio como “El Caribe” Vidal, “El Tigre de Guaito”, Nicolás Rolando y todos aquellos que participaron en “la Revolución Libertadora” 

En esos día las tropas no tenían uniforme, los oficiales vestían liqui-liqui, utilizaban máuseres, Winchester, lo que si era común en las tropas andinas era el machete.

El General Cipriano Castro tiene el merito de haber combatido un ejército mejor armado y más numeroso y de esta manera es derrotada la injerencia extranjera apoyada por los caudillos en busca de su cuota de poder.
El 2 de noviembre de 1902 desde el cuartel de san Mateo el banquero-general Antonio Matos da la orden de dispersión a su gente acabándose la famosa Revolución Libertadora que un buen día quiso enfrentarse y sacar del poder a un hombre apodado “El cabito “ y llamado Cipriano Castro. 

21. Bolívar y el 5 de Julio
Después del 19 de abril de 1810 la Junta Suprema de Caracas ascendió a Simón Bolívar al grado de Teniente Coronel de Milicias de Infantería. Pero el joven soldado consiguió en dicha Junta hostilidad por la vida licenciosa que llevaba y sus ideas revolucionarias demasiadas radicales.

A pesar de su mala fama fue escogido para una misión en Londres ante su Majestad Británica, sería acompañado por Andrés Bello, su antiguo maestro y persona al cual el futuro libertador no le era muy de su agrado y Luís López Méndez. En Londres no consiguieron apoyo a su causa terminándose la carrera de Bolívar de diplomático recién comenzaba.

En ese viaje conoce a Miranda y lo convence de que la independencia de Venezuela esta asegurada logrando que el militar venezolano decida acercarse a su patria. La Junta se alarmo con la venida del revolucionario Francisco de Miranda.
Al llegar el Precursor fue recibido con júbilo a pesar de que muchos veían con recelo su llegada. Bolívar jubiloso lo recibe y lo hospeda en su casa..

La Junta Suprema dispone la convocatoria a un Congreso Constituyente y este primer Congreso se reúne el 2 de marzo de 1811. Bolívar no estaba en esa reunión ya que su puesto de batalla era la Sociedad Patriótica, que era un club revolucionario jacobino como los creados por la Revolución Francesa.

Mientras el Congreso trabajaba en la organización política y administrativa del país, la Sociedad Patriótica tenía el control del pueblo y abogaba por la libertad total de España. Sus miembros entre ellos los dos Bolívar, Muñoz Tebar, los Montillas, José Félix Ribas, Roscio y el mismo Miranda encabezaban las manifestaciones en las calles.

Esta sociedad presionaba al Congreso y el día 1 de julio de 1811 se proclamaron los derechos del pueblo y del ciudadano y los días siguientes fueron de arduo batallar para conseguir de una vez por todas la independencia del país.

En las manifestaciones callejeras siempre se vio a Simón Bolívar aupando al pueblo por la liberación. El ambiente estaba demasiado caldeado y todo esto produjo una sesión extraordinaria de la Sociedad Patriótica que ya había sido acusada en el Congreso de usurpar las funciones de este cuerpo legislativo.
Simón Bolívar fue el orador más aplaudido en esa sección, era fogoso, apasionado, arrastraba a la gente ya que sabía convencer, decía las cosas sin tapujos y directamente.

En su discurso el futuro prócer pidió que se rompieran las relaciones con España y que se nombrara una comisión que al día siguiente fueran al Congreso a exponer esta decisión.

El 5 de julio en la mañana las manifestaciones en las calles amenazaban con sacarle al Congreso la tan ansiada separación de España. En la sección los diputados votaron a favor de la Independencia y el Presidente del Congreso proclamo solemnemente la libertad de Venezuela.

En todas estas manifestaciones la Sociedad Patriótica las encabezo siempre con la idea fija de ser libres y en estas acciones se destaco un revolucionario apasionado, fanático que llegaría a ser al pasar los años El Libertador Simón Bolívar.

Años de luchas faltarían para conseguir la libertad e independencia, quizás todavía esa lucha se esta librando por ser el país que un día un hombre llamado Bolívar lo soñó.

22. La Logia Lautaro
El nombre de este grupo de jóvenes revolucionarios nació de la idea de darle un tributo al indomable cacique chileno del pueblo araucano que lucho contra la dominación española, protagonista de la epopeya La Araucana, del escritor español Alonso de Ercilla.

Nacido en 1534 y muerto en la batalla de Peteroa en 1557.

Esta logia fue una filial de La Gran Reunión Americana que dirigió en Londres Francisco de Miranda. Usaban la terminología masónica y el levantamiento de los criollos demandaba prudencia y un gran cuidado por esto hacia que utilizaran formulas y signos 

La Logia Lautaro proviene de las logias liberales y girondinas que apoyadas por la corriente liberal de Francia pasa a España. En la epoca de la independencia de Los Estados Unidos las logias de los dos países apoyan a las logias norteamericanas.

Tenemos en sus filas grandes luchadores por la libertad de América como los próceres argentinos José de San Martín fundador de la logia de Buenos Aires, Manuel Belgrano, fundador de la de Tucumán, Carlos de Alvear fundador de la logia en Londres y segundo jefe de la logia en Buenos Aires, Servando Teresa de Mier, eclesiástico, escritor y político mexicano, defensor del ideal independentista. Bernardo O´Higgins institutor de la logia en Santiago de Chile y por supuesto a Simón Bolívar el cual se inicio conducido por Simón Rodríguez y el sabio Humboldt en Logia de Saint Alexandre D´Escoses ubicada en París. El 7 de enero de 1806 hace su juramento.

En su tercer viaje a Europa en 1810 visito la Logia fundada por Miranda, donde se discutía el destino de las republicas americanas de acuerdo al juramento de no reconocer un gobierno sino al elegido por la voluntad de los pueblos y escogiendo el sistema republicano como el mejor para gobernar América.

La ley de las logias Lautarianas era muy rígida, observando una severidad de conducta y un espíritu de subordinación. El secreto era guardado con gran celo y su violación era castigada con la muerte ya que la amenaza de Los tribunales de La Inquisición siempre se mantuvo en vilo.

El objeto de esta sociedad era la libertad y el triunfo de la revolución que pregonaba los Derechos del Hombre de La Revolución Francesa. La primera obligación de sus integrantes era protegerse en la vida civil.

Francisco de Miranda fue iniciado en estas lides en 1783 en una logia de Filadelfia junto al famoso general francés Lafayette que fue su padrino y en los años de 1797 en Francia ya participaba en las reuniones de la logia junto a personajes de la nobleza e intelectuales.

El caballero caraqueño fundo en Londres a fines del año de 1798 la logia “Gran Reunión Americana” cuestionada por muchos masones que aludían que se salía de los rituales de la masonería para darle prioridad a las ideas de la causa republicana.

Miranda le daba grados de Maestros a aquellos hombres que se destacaran por su inteligencia, dotes de intelectualidad y amor por la causa de la libertad y la independencia americana.

Otro masón destacado fue Antonio José de Sucre al cual le es innegable dudar de su identidad masónica, era frecuente visitante de la logia en Chuquisaca, actual departamento del sur de Bolivia.

Se dice que la logia Lautaro tuvo que ver con los acontecimientos en 1820 del alzamiento del ejército expedicionario que venía a América para luchar contra el intento de liberarse de las colonias comandados por el militar español Rafael Riego en Cádiz y el comienzo de un régimen liberal que facilito la independencia americana.

23. Maldito Descubrimiento
Por muchos años se celebraba el 12 de octubre como el día del Descubrimiento de América, menos mal que ya nos quitamos el pañuelo que nos tapaba los ojos.

¿Cómo vamos a celebrar el episodio de la historia Latinoamérica más oscuro y más sangriento?
¿Cómo vamos a festejar la masacre y destrucción de los habitantes de este continente?

Aquí en Venezuela, en la población del Valle de los caracas y las riberas del río Tuy se estimaba que la población era de 40000 a 50000 habitantes y veinte años después solo quedaban 10000 personas.

Diez años mas tarde la mayoría de las tribus indígenas habían desaparecido.

El sistema de encomiendas produjo muerte y destrucción en los indígenas por la bárbara explotación, los inclementes castigos corporales, la destrucción de su cultura y de sus vínculos familiares. 

El heroísmo de los conquistadores españoles se midió enfrentándose contra hombres desnudos armados con lanzas de madera y flechas de punta de piedra. “Los valientes guerreros invasores” hambrientos de oro se dedicaron al saqueo y a la matanza. “Estos bragados combatientes dominadores” contando con armas de fuego, ballestas, armaduras de hierro que los hacia inmunes a las armas de los invadidos y hasta con pequeñas piezas de artillería vencieron la tenaz resistencia de los habitantes de Venezuela

Este 12 de octubre debemos recordar aquellos valientes indígenas que defendieron con valor y abnegación sus tierras y sus familias .Guaicapuro, Tamanaco, Mara, Tiuna, Terepaima, Pitijoi, Carachi, Arichuna, Murachi y muchos más son las razones que debemos recordar en este día de luto, su heroísmo, su entrega y no al tonto útil de Colón que no tuvo ningún merito sino navegar por una ruta ya descubierta por lo vikingos siglos antes.

¿Qué descubrió este “personaje”? Un mundo quizás en muchos aspectos más desarrollados que la vieja Europa, tenemos como ejemplo a los Incas, Mayas, Aztecas y Timotos Cuicas.

Leyendo a un español, el fraile Bartolomé de Las Casas tenemos un claro ejemplo de la barbarie de estos civilizados invasores que se convirtieron en asesinos crueles peores que cualquiera de los nazis que engalanaron el gobierno alemán de Hitler. Con la diferencia que los hombres de la GESTAPO o de La SS nunca fueron reseñados como héroes, ni se celebro su legada a los pueblos que invadieron

Decía Bolívar: “Semejantes actos afligen a los más endurecidos, y excitan justa execración contra aquellos que los han perpetrado... Son hechos abominables para deshonrar el género humano, que con tanta frecuencia se repitieron durante el descubrimiento… La historia relata aquellos espantosos acontecimientos que el fraile Las Casas vio con sus propios ojos. Esta nueva y hermosa porción del globo, poblada por nativos indios, regada después con la sangre de más de veinte millones de víctimas; y vio también las más opulentas ciudades y los más fértiles campos, reducidos a hórridas soledades y a desiertos espantosos”

Así que este 12 de octubre no lo recordemos como el día del descubrimiento sino como el día del Holocausto Americano y sintámonos orgullosos por nuestro origen de gente bragada que se enfrentaron a la barbarie llamada “civilización y religión” en esos dias.

24. Los Errores de Bolívar
Simón Bolívar como ser humano que fue cometió grandes errores. Se dejo cegar por pasiones que sus detractores utilizaron para destruirlo. Creo que esa divinización del personaje que se ha hecho no ha sido beneficiosa para conocer a un hombre que por humano tuvo sus fracasos.

Mucho se ha polemizado y muchos ríos de tinta se han vertido sobre la vida del héroe. Como El Libertador ha tenido sus buenos biógrafos también han abundado los que destrozan la vida inventando cuentos de camino en contra de él.

Un error muy criticado a El Libertador fue la entrega de Miranda, las relaciones entre Bolívar y el héroe precursor no fueron buenas en los últimos tiempos, a pesar de que el caraqueño lo trajo, Miranda no estuvo muy de acuerdo con los mantuanos ya que estos habían despreciado a su padre y Bolívar era el representante de ellos.Los pique entre los dos héroes fueron muchos

Otro de los errores de Bolívar que ha sido criticado es el fusilamiento de Piar, pero a pesar de lo cruel de la decisión, era preciso tomarla para evitar que su jefatura fuera cuestionada, se necesitaba un mando único y que los patriotas estuvieran unidos y no que perdieran su tiempo en luchas fraticidas que los debilitarían en la guerra en contra de los españoles.

Se ha criticado a Bolívar por su exceso de blandura con Páez y Santander, debió haber sido más duro con ellos ya que estos se dedicaron a dañar la obra de El Libertador.
Páez fue uno de los que siempre se opuso a las órdenes de Bolívar, hasta en la conducción de las tropas.

En un momento Bolívar fue demasiado blando y en otras demasiado duro, en unas prepotente y en otras demasiado sencillo, pero sin lugar a dudas el caraqueño fue un ser humano igual a usted amigo e igual a mi, con dos piernas, una cabeza y dos brazos y sobretodo con un corazón que lo hacía como a todos nosotros tomar decisiones muy acertadas.

Pero no hay que olvidar que lo que convierte a Simón Bolívar en un gran hombre fue la determinación con que guió la lucha por la independencia y ese amor tan grande que tuvo por su patria.

Que si fue prepotente, que si solo aceptaba sus razones, que paso sobre todos para elegirse como el jefe supremo de la gesta independentista, puede ser. 

Con sus errores y virtudes llego a donde lo deseo a pesar de que sus sueños fueron destruidos por sus enemigos. Logro la libertad de cinco naciones y no debió de haber sido fácil enfrentarse a un imperio tan poderoso como era el imperio español.

Lo que si nunca debemos de hacer es divinizar a un hombre que por humano que fue con errores y aciertos, con defectos y virtudes fue simplemente un hombre.

25. ¡Mataron a Juancho!
Ese fue el comentario aquella mañana del 30 de junio de 1923 al enterarse el pueblo venezolano de la muerte del Primer Vicepresidente Juan Crisóstomo Gómez. Hermano del dictador y su hombre de más confianza. 

A partir del 19 de abril de 1908 comenzó a optar cargos de confianza al lado de su hermano, siendo Presidente del estado Miranda, luego fue Gobernador de Caracas, cargo importante en el régimen ya que todos lo funcionarios debían rendirle cuentas en ausencia del Presidente Márquez Bustillos.

El dictador Gómez impone al Congreso Nacional aprobar la reforma constitucional en donde se restableciera la primera y segunda Vicepresidencia y son elegidos para el período 1922 y 1929 como Primer Vicepresidente a Juan Crisóstomo Gómez y al hijo de Juan Vicente; José Vicente o Vicentinco; como segundo Vicepresidente 

El pueblo venezolano llamaba a Juan Crisóstomo Gómez en vez de General, “Don Juancho” o simplemente “Juancho”, este a pesar del cargo que ostenta sigue ejerciendo las funciones de Gobernador del Distrito Federal. 

Entre tío y sobrino se abre un abismo de rivalidad que desde el año de 1921 en los meses de octubre y diciembre con la enfermedad del dictador. El país se divide entre “Vicentistas” y “Juanchistas”

Los dos hombres vuelven a enfrentarse en 1923 cuando de una hermana por parte de madre de Vicentico ; Margarita Torres, queda prendado Santos Matute Gómez y hay promesas de matrimonio pero Juancho le dice al enamorado que el ya ha tenido relaciones con la hermosa mujer y que es una perdida y tener relaciones y desposar una perdida es el colmo para esos hombres cuyo machismo es su norma de conducta y el matrimonio queda roto. Es tal el escándalo que la hija de Dionisia Bello se suicida, creando que esta parte de la familia del dictador odien a muerte al tío y juren venganza.

La noche del 29 de junio Juancho acude al teatro y a medianoche regresa al Palacio de Miraflores que es su vivienda junto a su hermano Juan Vicente. Al amanecer se encuentra el Gobernador de Caracas y Primer Vicepresidente muerto de 27 puñaladas. Desde ese momento se tejerán varias hipótesis entre ellas que detrás de la mano asesina se encuentran José Vicente y su madre.

Se dice que Juancho Gómez ha sido asesinado por celos de homosexual ya que estaba enamorado de un joven del cual tenia rival en los rosados amoríos. Su rival era el Capitán Barrientos y sobre el recaen las sospechas y es detenido y torturado pero la verdad de la confesión es otro de los misterios de la historia perdiéndose la verdad en un mar de conjeturas y posibilidades. 

Rumores de todo tipo surcan la Caracas de antaño y hasta se comenta que la mano del dictador tuvo que ver al enterarse que su hermano lo traicionaría matándolo para heredar su cargo. 
José Vicente quedaría para ocupar el cargo de Vicepresidente pero sin conocer las razones es enviado por su padre a Europa sin posibilidades de desacatar esa orden supuestamente ya que Gómez no quería que sus hijos participaran en la política. Nunca se sabría la verdad sobre la muerte de Juancho y como ya lo he expuesto todo quedaría en un gran misterio pero al pueblo venezolano por muchos años recordaría aquel día en que mataron a Juancho Gómez.

26. General Rafael Montilla. "El Tigre de Guaitó"
Por una piedra lanzada a la cabeza del hijo de un terrateniente y para evitar represalias el indio Rafael Montilla se escapa como arriero del General Santiago Saavedra. Era el año 1875. Al pasar el tiempo con amigos de su infancia forma un grupo de guerrilleros para enfrentar a los caciques que mandaban su pueblo, asesinando uno de ellos en venganza por torturas que le había sometido. 

Con esta acción inicia una vida de guerras hasta que se convierte en soldado de verdad en tiempos del continuismo por 1892. 

Se destaca en varias acciones contra los conservadores trujillanos como eran los Baptista y los Araujo. 

En una, de las tantas batallas en que combatió, el General Diego Bautista Ferrer lo asciende gritando: ¡Viva el General Rafael Montilla! Desde La Mocoti surgió la fama del General Montilla, un General campesino que sale victorioso al salvar el ejército del Presidente Andueza. Sería desde ese momento, el representante de los liberales amarillos contra los godos colorados, el hombre del pueblo contra los terratenientes. 

Al ser derrotado Andueza el General Ferrer se retira al estado Lara y Montilla regresa a su tierra de Guaitó. El gobierno de Crespo nombra de Gobernador de Trujillo al Doctor y General Rafael González Pacheco, liberal acérrimo. Montilla le ofrece sus servicios, pero los conservadores arremeten y los dos liberales tienen que huir a Bocono, donde esperan los ataques de sus enemigos que son derrotados. A los godos los ataca Montilla saliendo en su persecución, hasta que intervino González, produciendo la primera discusión entre ellos. El indio Montilla combate a los Araujo y a los Baptista en diferentes geografías de los estados Mérida y Trujillo. Después de estas campañas se retira a Guaitó que ya era su guarida. 

El Gobernador de Trujillo Juan Bautista Carrillo Guerra, tiene una fuerte discusión con el indio, cuando éste va a saludarlo, poniéndose a sus órdenes si utiliza a los liberales. De esta discusión salen amenazas de muerte de ambas partes, el caudillo liberal huye siendo perseguido por comisiones del gobierno. 

El 20 de septiembre de 1899, las tropas de González Pacheco atacan Trujillo buscando vengarse de los vejámenes del Gobernador y lo hacen prisionero. Al producirse la invasión de Cipriano Castro, Montilla es llamado al ejército regular, combate en Tocuyito donde su carga a machete es inolvidable. El Ministro de Guerra Bautista Ferrer, le ordena que frenara el ataque al verlo derrotando al enemigo. 

¡Dígale al General Ferrer, que los hombres de Guaitó no nos retiramos nunca cuando tenemos la victoria en las manos! dijo Montilla. Respondiéndole Ferrer con una orden a sus fusileros de atacar al tigre por la espalda. Este es derrotado y se retira a su serranía de Bocono. 

Después de varios enfrentamientos se entrega al General Lara y es encarcelado. Se fuga de su prisión y vuelve a Guaitó. 
De ahí se entera que Lara es reemplazado por González Pacheco por mandato de Castro que es el nuevo presidente. A Montilla, González le da mando para que persiga al Mocho Hernández alzado en armas. Lo derrota, pero le ordenan retirarse, cosa que le molesta, licenciando su tropa y se refugia como siempre en Guaitó. 
Castro le ofrece la jefatura del Castillo de San Carlos en la barra del Lago de Maracaibo, acepta y toma medidas humanitarias con los prisioneros, cosa que molesta en Caracas y se le envía vigilancia. El se da cuenta volviendo a su tierra con el alma en pena. 

Toma venganza y con 140 hombres ataca a González Pacheco, no logra derrotarlo y tiene que huir ahogando su furia, perdiéndose en la lejanía. En 1901 comienza el incendio de la Revolución Libertadora, Montilla participa. Sitió a Barquisimeto donde gobernaba González, derrotándolo. Termina tomando el desayuno en el hotel de Clorinda Planas; con sus oficiales, en la capital de Lara. Se destaca en los combates de los Bucares en La Victoria, Barquisimeto, San Felipe, Guama y en Aroa 

El desembarco en Tucacas de Juan Vicente Gómez, llena de pánico al jefe de la Revolución Libertadora Manuel Antonio Matos, quien abandonó a las Fuerzas Revolucionarias. Montilla vuelve a Guaitó. En su refugio recibe un emisario de Cipriano Castro, que le propone que con sus 70 oficiales ejerza la vigilancia de la frontera colombiana. Acepta, pero es sometido a un acoso por parte del hermano del dictador. 

A los 15 días se dispersa con sus hombres, con planes de esconderse en Guaitó en seis meses. Al llegar le manda a decir a Castro "que es más corto el camino desde Guaitó a Miraflores que de Capacho a Miraflores". 

Desde ese día empieza un asedio contra "El Tigre". Lo acechan los ejércitos de Lara, Barinas, Portuguesa y Cojedes; pero no logran capturarlo. 
Al asumir el poder Goméz, le ofrece garantías para que saliera del monte y este contestaba con evasivas. Un día a salir de su casa "El Tigre" es muerto por un antiguo soldado suyo y nunca se supo la verdadera razón de su muerte. Todo se confunde con la leyenda. Así fue la vida de uno de nuestros caudillos trujillanos. 

27. La Gabaldonera
Conversando hace unos días con mi compadre Diego Hidalgo recordábamos aquella faceta de nuestra historia trujillana llamada La Gabaldonera. Este fue el nombre dado por el pueblo venezolano al alzamiento del General José Rafael Gabaldón en contra de Juan Vicente Gómez.

El 28 de abril de 1929 a las cinco de la mañana el General y sus hombres esperan el momento para levantarse en armas, cuentan con 25 máuseres, 40 revólveres, 30 escopetas y un centenar de machetes.

En la larga espera se da cuenta que ha sido traicionado y que la gente comprometida con el movimiento en la ciudad de Caracas y en el resto del país no actuarán.

En la plaza de Biscocuy el caudillo trujillano descorazonado por la traición se lleva la mano al arma para suicidarse pero es detenido por su hijo Joaquín recordándole la responsabilidad con sus hombres.

Ya en El Tocuyo desde el 1 de abril estaba tomada por su gente a pesar que ellos saben la traición de Caracas.
Gabaldon había escrito una carta al General Gómez de una manera respetuosa para que oyera el clamor de su pueblo abogando por sus derechos.

El dictador tiene oídos sordos, el trujillano insiste enviando otra misiva el 28 de octubre pero no obtiene respuesta. La gabaldonera se dirige a Guanare, luego vía Barinas pero en ella se encuentran tropas gomecistas mejores armados y de superioridad numérica, entonces se retiran a Guanare.

En la vorágine de esta guerra se produce un combate en Guanare. Gabaldon piensa que los gomecistas le cortaran el paso hacía los llanos y coloca sus hombres en un número aproximado de 200, en el camino de Biscocuy pero el enemigo se le acerca por Acarigua. 

Él los enfrentaría con una guerrilla de soldados tocuyanos que los coloca en la vía de Acarigua y otra avanzada en la salida de Barinas.
El enemigo se adelanta calle adentro y Gabaldón en su mula se dirige a la vanguardia de sus tropas comandadas por el Capitán Goyo Gil.

Los gomecistas con banderas desplegadas, tocando su banda militar el toque de los derrotados, supuestamente para mermar la moral de las tropas enemigas continúan el ataque.
Los gabaldoneros se baten con valor usando los 25 máuseres y los revólveres con que cuentan, logrando empujar al enemigo hacía afuera de la ciudad.

En ese sitio se unen a la lucha fuerzas veteranas gomecistas que se habían quedado retrasadas con la intención de capturar a Gabaldón.
Las municiones se les acaban a los revolucionarios y el General se le ocurre una carga a machete, logrando con esto la derrota del enemigo y la muerte de 200 enemigos, tomándole 200 máuseres e hiriéndole tres generales gomecistas.

Para el dictador resulta vergonzoso y desata a su jauría envía a Eustaquio Gómez, Pedro Cárdenas, León Jurado, Félix Galavis y Juan Fernández, quince generales y 3000 hombres a la caza de Gabaldón y este huye a las montañas de Córdova.

Desde ahí opone resistencia junto a sus hombres y espera que algo ocurra, pero ningún movimiento en contra de Gómez se suscita.
Cada día la resistencia es más difícil, el cerco aprieta y las municiones se acaban. Huyen de las montañas de Córdova vadeán el río Guanare.

Las tropas gomecistas del General León Jurado invaden La Hacienda del Santo Cristo. Los revolucionarios buscan la salida hacía Colombia. El enemigo aplica, a su paso en busca de los alzados, la política de tierra quemada, 500 hogares son destruidos haciéndoles pagar su amistad con Gabaldón. 

El bravo caudillo se rinde al no poder permitir que la gente sufra por él. En el caserío Guayabita es detenido junto a su hijo Joaquín y dos de sus más bravos soldados como lo eran Joaquín Sequera y José Suárez, terminándose así un alzamiento más contra Gómez conocido popularmente cono “La Gabaldonera” desde el 28 de abril hasta el 23 de junio de 1929. 

28. Maisanta, el General Pedro Pérez Delgado
A los doce años tiene que salir en defensa del honor de su familia matando al Coronel Pedro Macias, cacique de la región de Ospino, que le embarazo a la hermana mayor. Huyendo del hecho llega a la ciudad de Valencia en donde vivía una tía y allí en el año de 1898 se une al Mocho Hernández que se alza en armas al no serle reconocido su triunfo electoral.

Pedro Pérez pelea en la Mata Carmelera en donde presencia la muerte de Joaquín Crespo que se encontraba tratando de derrotar al Mocho, cosa que logran las fuerzas del gobierno huyendo el joven llanero a su lugar de origen.

Poco sería el tiempo que el futuro caudillo disfrutara ya que se le unía a la Revolución Libertadora en donde pelea en contra de Cipriano Castro ya Presidente de Venezuela. En estas luchas obtiene experiencia para convertirse en un hombre bragado de experiencia militar. 

En las década de los años diez del siglo XX, ya en el mandato de Juan Vicente Gómez, aparece Pedro Pérez Delgado como un caudillo que se levanta en contra del gobierno y su teatro de operaciones fueron los Llanos de Barinas y Apure. Cada vez que necesitaba refugio se dirigía a las sabanas de Casanare, El Arauca, y El Meta.

El gobierno para librarse de tan molesto contendiente envía hombres a matarlo, produciéndose duelos como en el lejano oeste norteamericano saliendo el bravo llanero siempre vencedor.
Se enfrenta a las tropas del gobierno comandadas por Vicencio Pérez Soto, Hernán Febres Cordero, León Jurado y Eustaquio Gómez.

El valiente caudillo llanero pobló los llanos de insurrección nunca pudiendo ser atrapado.
Maisanta representa el descontento existente en aquella Venezuela subyugada por la bota de Gómez. Siempre rebelde y siempre apático a ser mandada por aquellos caudillos que pelearon en contra del gobierno para ser ellos un grupo más de explotadores como existieron en nuestro país desde la época de La Independencia.

El Americano como también era llamado Pedro Pérez Delgado vivió un mundo de aventuras, lances de honor, guerra de guerrillas en largos combates en contra de la tiranía.

Pelando muchas veces o casi siempre contra fuerzas mejor armadas y preparadas que las montoneras que el modernismo las iría acabando. Ya no se podría combatir a caballo con tropas armadas de ametralladoras, armas de repetición y equipadas superiormente, que estos caudillos como en la revolución Libertadora en que aquel valiente llanero llamado Loreto Lima hizo gala de su apodo de “Lanza Libre” para morir en una carga a pura lanza como en los mejores tiempos de la Guerra por La Independencia.

Estos hombres debía de ser muy valiente para arriesgar sus vidas en lo que ellos creían.

Maisanta combatió por casi diez años por los Llanos de Occidente y es detenido cuando se encontraba pacificado trabajando en su hato al ser acusado de no informar al gobierno del ataque de las fuerzas del General Parra Pacheco que con ochenta años atacaba a San Fernando el 12 de marzo de 1922.

Muere en el Castillo Libertador en el año de 1929, acabándose así una vida llena de rebeldía y de insurgencia en contra de la tiranía y de la injusticia.
Este como muchos otros, fue uno de los tantos hombres valientes que llenaron nuestra historia y que conociendo sus vidas nos hace muy orgullosos de ser venezolanos.

29. Los Supuestos Hijos de Bolívar
Ríos de tinta se han escrito sobre la supuesta paternidad de Simón Bolívar de varios niños, mucho se ha especulado sobre que Eugenio; el hijo de Fanny Du Villard, que Flora Tristan, que José Costas eran hijos del Libertador. Que el héroe nunca los reconoció o que nunca se ocupo de ellos, estos supuestos hijos son de amores ilícitos con mujeres casadas a las cuales nuestro famoso paladín era muy fanático.

La figura de Bolívar ha sido inmortalizada, elevándolo a casi la categoría de un Dios pero debemos reconocer que fue un hombre de carne y hueso lleno de virtudes y de defectos como cualquiera de nosotros. Entre sus debilidades están las integrantes del bello sexo. Y si Simón amo a muchas ¿Por qué no pudo tener hijos en ninguna de ellas?

Se dice que Bolívar en su segundo viaje a Europa estableció amores con su prima lejana Fanny Du Villard, hermosa mujer casada con un militar de la administración de Napoleón Bonaparte, ella tuvo un hijo llamado Eugenio, el cual no se le reconoce la paternidad al Coronel Du Villard por ser un hombre muy mayor. 

Al pasar el tiempo y ser Simón Bolívar Libertador Presidente y emancipador de cuatro países recibió una carta de Fannny en donde le pedía que se encargara de su hijo Eugenio ya que en ese tiempo la hermosa mujer había caído en desgracia con el régimen francés. 

Otro de los llamados hijos de Bolívar se encuentra José Costa, hijo de Maria Joaquina Costa. 
Mujer que conoció el héroe en Potosí, ella al saber que El Libertador iba a ser asesinado esa noche se lo advirtió y el Don Juan caraqueño no tardo en refugiarse en los brazos de la hermosa mujer. Se dice que de ella tuvo un hijo y eso lo reza una partida de matrimonio del supuesto hijo de Bolívar: 
“… yo el infrascrito Párroco Dr. David Padilla de este beneficio de Caiza casé y velé infacie Eclesie a José Costas hijo natural de la señora finada María Costas y del finado señor Simón Bolívar, con la señora Pastora Argadoña soltera, mayor de edad hija natural de los finados Jetrudis Ortuño y don Camilo Argadoña, españoles. (Firmado, David Padilla)". 

El incansable Bolívar tuvo una hija; según la leyenda, con Teresa Laisnay, que es la famosa revolucionaria Flora Tristán. A esta mujer la conoció el infatigable viajero en su primer viaje a Europa, estaba casada con Don Mariano de Tristán, hombre que le llevaba 32 años. 

Hasta el historiador Arturo Uslar Pietri reconoce la posible paternidad del caraqueño en la famosa mujer: “Teresa Lisnay dará a luz una niña y sería tentador pensar que fue hija de Bolívar”
Bolívar le comentaba a Perú de la Croix, escritor del Diario de Bucaramanga: “Creen que soy estéril, pero tengo pruebas de lo contrario”
Después de este comentario ¿porque dudar de que Bolívar podría tener hijos? 

En esos tiempos los hijos tenidos fuera del matrimonio no eran reconocidos ni mencionados ya que era escandaloso, pero no por esto los hombres de la epoca evitaban tenerlos. Así que si no es nombrado ninguno con el apellido Bolívar ya sabemos el porque.

La historia tiene también sus historias y hay que recordar que por lo mas humano que fue Bolívar no se le debe dejar de reconocer su genialidad y gran personalidad.

30. Louis Aury, Corsario de La Gran Colombia
Nació en París en 1778 y en el año de 1802 entro al servicio de la marina francesa y abandona su país para colaborar en la Independencia de América participando en las luchas desde México hasta Buenos Aires. Tenía fama de valiente, de bondadoso y de gran inteligencia. Nunca practico la crueldad en una guerra que fue salvaje y despiadada por los dos bandos.

Pasa Aury cuatro años como marinero al servicio de Francia logrando reunir un dinero comprando un barco, que pone al servicio de las ideas revolucionarias. Como paisano de Bonaparte se había sentido decepcionado cuando el corso se había coronado Emperador, siendo traidor a las ideas de la Revolución Francesa. 
Con ese barco de Bandera venezolana se convierte en un corsario al servicio de la Republica atacando barcos españoles presentándose al frente de la plaza de Cartagena cuando el sitio de la ciudad. Evacua a cientos de refugiados en 1815.

En Haití se enfrenta contra Bolívar en la preparación de la expedición de Los Cayos y desde este momento no recibiría nunca el reconocimiento de El Libertador. En el año de 1816 establece una base naval en Galveston Island, puerto de Houston y es el primer Gobernador y jefe militar de Texas teniendo una vida plagada de aventuras derrochando valor y bravura. Sus luchas en Texas no tienen éxito y al año abandona la zona.

Se une a otro famoso aventurero extranjero de la liberación de América como lo fue el escocés MacGregor en la campaña de liberación de la Florida de la bota española con su barco “Congreso Mexicano”. Recupera con sus hombres, que eran una mezcla de aventureros ingleses, irlandeses, gringos, franceses y 130 mulatos, la isla Amelia y establece una base para corsarios siendo comandante militar y naval. 

Dirigió los cañones de sus barcos hacía Fernandina y se declara suprema autoridad civil y militar.

El Presidente norteamericano Monroe ordena a sus tropas atacar la isla. Políticos revolucionarios encabezados por el doctor Pedro Gual le proponen al corsario francés luchar a favor de La Nueva Granada empezando por el istmo de Panamá.

A Aury no le queda más remedio que rendirse a los norteamericanos ya que no cuenta con los barcos en condiciones de enfrentarse contra la marina gringa y la isla es entregada a los españoles por el presidente Monroe y los yanquis desconocen a los gobiernos de Venezuela y de La Nueva Granada. Los corsarios fueron detenidos por dos meses hasta que Aury acepta la proposición de Pazos y Gual y se dirige con su flota de 14 barcos a Barlovento para ayudar a Brión que estaba siendo atacado en la desembocadura del Orinoco por fuerzas españoles superiores en número pero esto no logra limar las asperezas entre el francés y el curazoleño.

Aury desilusionado se dirige a las islas de San Andrés y Providencia que pertenecía a La Nueva Granada y uno de sus hombres, el italiano Agustín Codazzi toma posesión de Santa Catalina con 400 hombres el 4 de julio de 1818.

El ingeniero Codazzi reconstruye el fuerte “La Libertad” y su jefe Aury establece su cuartel general nombrando a Perú De Lacroix; que escribiría años después “El Diario de Bucaramanga”; Secretario de Estado

Al cuartel general del corsario llega el cura José Cortes de Madariaga quien lo convence para liberar a Panamá y le extiende una patente de corso a nombre de los Estados Confederados de Buenos Aires y Chile.

Durante tres años Aury actúa a favor de la independencia de Latinoamérica, toma el fuerte de San Felipe en Honduras, ayudan al gobernador de la provincia de Citara(Choco) desde su nueva base de operaciones en las islas de providencia y Santa Catalina. Pero estas acciones no hacen que Bolívar reconozca su labor y frene su antipatía por el corsario francés. Rechaza su colaboración con la armada de 14 naves con que contaba el corsario agradeciéndole su gesto pero impidiéndole que junto a ellos participe en las luchas por la libertad, pero el parisino desde sus bases de operaciones ataca a cargueros españoles. 

A pesar de que un huracán destruye sus barcos y las plagas minan sus tropas este reconstruye su flota y trasforma la isla construyendo iglesia, hospital, establecimientos comerciales. Él no se opone a los deseos de los isleños de formar parte de La Nueva Granada El 30 de agosto muere el famoso corsario al caer de un caballo contando solamente con 33 años. 

Al francés lo describe Agustín Codazzi en sus “Memorias” como un hombre de mediana estatura, ancho de hombros, de ojos y cabellos negros, patillas y bigotes poblados, de un gran corazón y elevados sentimientos, de gran tenacidad y mientras más duras fueran las pruebas más disfrutaba en vencerlas. Era un hombre de mucho valor y sangre fría, como jefe era admirado y amado por sus hombres, dormía poco y cuando maduraba sus planes paseaba para poner en orden sus ideas. Quería hacerse un nombre en la lucha por la libertad y de esta manera fue descrito el famoso guerrero por uno de sus hombres que más lo admiro y se sintió orgullosos por ser uno de los corsarios de Luís Aury.

31. El Che Guevara
Ernesto Guevara de la Serna nació el 14 de junio de 1928 en Rosario, ciudad importante de Argentina, dentro de una familia adinerada y aristócrata pero de ideas revolucionarias y socialistas. 

A los 19 años conoce a Berta Gilda Infante, que era miembro de la juventud comunista argentina y su influencia en el joven es muy importante. Lee, estudia y analiza los textos marxista y discute con ella la realidad política del continente y del mundo. Quizás desde este momento el futuro revolucionario va a tomar esa conciencia revolucionaria que lo destaco.

En 1950 Ernesto Guevara recorre las provincias del norte de Argentina en una bicicleta a la cual le había agregado un pequeño motor. Junto a su amigo Alberto Granado que maneja el centro de leprosos tiene largas conversaciones sobre los pacientes de esta enfermedad y de esta manera palpara la miseria en que viven muchos habitantes de este continente.

Ya hacia dos años en que el naciente líder estudia medicina, continua sus estudios universitarios interesándose en la investigación del asma, alergias, lepra y las teorías sobre la nutrición. Tema que le interesa sobre manera al ver en su recorrido que ese flagelo embarga a los habitantes de ciertos lugares.
Trabaja como enfermero en barcos mercantes y petroleros de la compañía nacional argentina de comercio marítimo, viajando desde el sur de su patria hasta Brasil, Venezuela y Trinidad.

Viaja por América Latina con su amigo Alberto Granado en una moto marca Norton de 500 centímetros cúbicos, palpando la miseria de esta América cien veces mancillada.

En El Perú conoce al doctor Hugo Pesce, gran científico y marxista furibundo, con el cual conversa largas horas produciéndose en el joven argentino un cambio profundo ante la vida y la sociedad.
El futuro revolucionario prosigue su viaje siendo impresionado por la vida miserable de tanta gente. 

Guevara finaliza su carrera de Medicina en 1953. Viaja a Panamá y ve con profundo desagrado la actitud complaciente de los líderes panameños a favor de Los Estados Unidos. Igualmente observa la explotación y miseria que provoca la compañía norteamericana “United Fruit”

En Guatemala presencia el golpe de estado contra el Presidente Arbenz propiciado por los gringos y se ofrece como voluntario para los servicios de ayuda medica y para participar en la lucha, pero la renuncia del presidente guatemalteco es inminente y es señalado Guevara como un peligroso comunista y tiene que irse de este país centroamericano.

En 1955 conoce en México a Fidel Castro uniéndose a la expedición del Granma junto a 82 hombres a invadir a Cuba. Al llegar son detectados teniéndose el grupo que separarse siendo herido en Alegría del Pino al ser emboscado, salvándose de milagro al recibir la descarga una caja de municiones que llevaba en el pecho. Logra reunirse a Fidel en una plantación de café y se refugian en La Sierra Maestra desde donde empiezan una larga lucha de guerrillas en contra del ejército del dictador Fulgencio Baptista.

Las tropas de la dictadura atacan a los guerrilleros pero estos contraatacan derrotándolos y este es el inicio de una ofensiva guerrillera hacia la capital produciendo la derrota de la dictadura en enero de 1959.
Desde ese momento “El Che” ocupa cargos de importancia en el gobierno de Castro, como Director del Departamento de Industrias del Instituto de Reforma Agraria, Presidente del Banco Nacional y Ministro de Industria.
Además represento a Cuba en conferencias y foros internacionales destacándose por sus ataques al imperialismo norteamericano

En 1960 Los Estados Unidos realizan un embargo comercial a Cuba y “El Che” realiza una visita a los países socialistas de La Unión Soviética y de Europa, de China y Corea

A principios del año de 1961 los norteamericanos rompen relaciones definitivamente con Cuba y en abril de ese año son bombardeados los aeropuertos cubanos por aviones gringos y dos días después se produce la invasión de Playa de Girón o Bahía de Cochinos por mercenarios, en 72 horas son derrotados por el pueblo cubano.

En el año de 1966 denuncia la presencia norteamericana en el asesinato del líder africano Lumumba en El Congo. Alega el interés del imperialismo por el cobre y los minerales radiactivos que se encuentran en esta zona. Acusa a la ONU de ser cómplice en estos hechos y en 1965 se dirige a África poniéndose a la orden de varios líderes revolucionarios para ayudarlos en su lucha con el imperialismo.

En el Congo en la clandestinidad y los yanquis corren el rumor de que había sido asesinado por Fidel por diferencias ideológicas y por ser pro chino. En Tanzania junto a 14 cubanos elude las patrullas de mercenarios belgas y llega a Kimbamba en el Congo y se une a las guerrillas y comienza una escuela de guerreros llamada La Base. Combate en varias acciones durante 7 meses.

En julio de 1966 regresa a La Habana y desde allí prepara una nueva misión a Bolivia
A través de Moscú, Praga y Viena, Guevara se dirige vía Brasil a Bolivia donde llega en el mes de noviembre. 

Llega al pequeño país latinoamericano con la intención de crear “dos, tres, muchos Vietnam”.Pero el revolucionario seria asesinado después de estar varios meses tratando de emular la acción de los “barbudos” en Cuba. Se sitúa en la región montañosa de Santa Cruz no logrando el apoyo popular ni del Partido Comunista Boliviano.

Desde ese momento se tejen varias conjeturas como que Fidel había enviado al “Che” a Bolivia aliado con La Unión Soviética y el Partido Comunista Boliviano. La guerrilla de Guevara tenía que encontrarse en la selva con el líder comunista boliviano, Mario Monje, para recibir el apoyo de su partido. En esa misma fecha, Monje fue requerido en Bulgaria por las autoridades soviéticas y luego en La Habana, por Fidel. El apoyo nunca llegó.

El líder revolucionario boliviano llego dos meses después para participarles que nadie se uniría a su guerra. El Che contaba con tan solo 22 hombres de los 49 que habían iniciado la guerra de guerrillas, sin calzado, municiones, ropa ni ningún apoyo.

Tuvieron que operar aislados de la capital y de Cuba y el apoyo de los campesinos dejaba mucho que desear aunque Guevara era optimista y en su diario escribió: 
“Los granjeros aun no se nos unen, aunque parece que lentamente han dejado de temernos y parecen admirarnos. Este es un proceso lento y que requerirá paciencia."

Los Estados Unidos prestan apoyo en armas y en asesores al gobierno del militar Rene Barrientos y la guerrilla continua aislada y el revolucionario argentino nunca dejo de comentarles a sus hombres la posibilidad de que se retiraran para evitar sacrificios inútiles, advirtiéndoles que no serían acusados de cobardía ni de traiciones. El permanecería escondido en la selva.

Guevara utilizo en Bolivia una técnica que utilizaban los grupos guerrilleros de la zona, utilizaba un campamento base en una zona controlada por una unidad del ejercito pero operaba en una zona controlada por otra. Su campamento base estaba al sur de Río Grande donde operaba La Cuarta División del ejercito boliviano pero realizaba sus incursiones al norte del Río Grande lugar que vigilaba la Octava División.

Sabía que entre los comandantes del ejército existían rivalidades y una competencia profunda. La CIA presto la colaboración enviando un agente asesor llamado Félix Rodríguez, de nacionalidad cubana para las labores de inteligencia. Lograron conocer la identidad de cada uno de los hombres de Guevara. De esa manera y poco a poco el ejercito logra conseguir triunfos en contra del movimiento guerrillero. En sus operaciones logran detener a varios combatientes que fueron delatando las posiciones de sus compañeros.

El ejercito boliviano sigue presionando y van mermando la débil columna guerrillera hasta que llega el 8 de octubre en donde “El Che” y dos camaradas caen en manos del ejercito en donde es ejecutado.

El día 8 de octubre cuenta Félix Rodríguez en su libro, “Guerrero en la Sombra”, que recibió la comunicación en clave: Papá cansado. 
“Papa” era la palabra usada para describir un jefe importante de la subversión y “cansado” significaba capturado.

Por las ordenes recibidas el cubano agente de La CIA acude a la Octava División antes de aterrizar ya tiene el conocimiento de que el jefe capturado es “El Che” y que porta al ser detenido un diario y gran cantidad de documentos.

Según este escritor La Agencia de Inteligencia Americana decide mantener vivo al capturado. Al líder guerrillero lo tienen detenido en una escuela celosamente vigilado. 

"Díganle a Fidel que él verá una revolución triunfante en América Latina y díganle a mi mujer que se case de nuevo y que intente ser feliz."

Esta frase fue el último mensaje de Ernesto Che Guevara el 9 de octubre de 1967 cuando fue interrogado por el miembro de la CIA
Al otro día el comandante guerrillero es muerto por orden; según lo leído en el libro del cubano; por el gobierno boliviano.

El Comandante Guevara dirigió a su verdugo diciéndole: Apunte y sostenga firme el arma que va a matar a un hombre. El soldado disparo con su ametralladora y el guerrillero cayo muerto.

Se ha escrito mucho para contar la vida de este famoso Comandante guerrillero, amigos y enemigos han vertido ríos de tinta para describir la vida y los últimos momentos de la vida de este hombre, pero solo él; el “Che”; sabría que motivo lo llevo a enfrentar la muerte y el fracaso. Solo el sabría quien era realmente.

En las ultimas paginas del diario de Ernesto Guevara se puede ver la falta de apoyo con que contaban los guerrilleros y como los asolo el martirio de la sed. La columna guerrillera ya en sus últimos días denota por los escritos de su jefe una gran carencia de una moral alta y el desmoronamiento de muchos de sus combatientes

El cadáver del revolucionario fue atado en los patines de un helicóptero y llevado a Valle y exhibido en la lavandería del hospital en donde quedaría para la historia la imagen de aquel hombre ya convertido en un cadáver. “Se tenía la impresión de que lo estaba mirando a uno y de que te contestaba con la mirada", asegura el alemán Eric Blossl, y que fue uno de los primeros en fotografiar el cuerpo inerte de Guevara.

En Valle Grande estuvieron enterrados y escondidos por casi treinta años los restos del “Che” y de sus compañeros, hasta que un alto jefe militar hablo y esto permitió en 1997 el hallazgo, la exhumación y posterior repatriación de los huesos a Cuba. 

32. William Lamport o EL Zorro
Este personaje que quizás fue la inspiración para la creación de El Zorro nació en Irlanda en Wexdord que era un Puerto irlandés que esta situado al sur de la isla. Era nieto de un aventurero ingles, hidalgo acaudalado que era fanático a las peleas y siempre se alistaba en cuanto conflicto se producía, siendo participación heroica en la batalla en donde se enfrentaron los ingleses contra soldados españoles

Quizás con esos genes y contagiado por el espíritu justiciero de su abuelo y al oír sus cuentos hizo que este irlandés tuviera una vida llena de aventuras luchando en contra de las injusticias.

Desde pequeño recibió la educación católica dada por agustinos y franciscanos y luego a los trece años su padre lo matriculo en una escuela de Londres. En la goleta en que se dirigía a su nuevo centro de estudios oyó una historia de las injusticias del gobierno ingles y nuestro joven decide convertirse en pirata y en un espadachín consumado viviendo toda clase de aventuras varios meses hasta que se canso y se bajo del barco

El aventurero daría una pausa a su vida llena de aventuras y se inscribió en el Colegio de San Patricio y allí decide cambiar su nombre por el de Guillermo Lombardo y su vida de estudiante fue bastante pintoresca llena de duelos con la espada y de peleas. Se enrolo en un regimiento irlandés ingresando como Capitán y participo en las batallas de Nördlingen, en 1634, y en Fuenterrabía, en 1638. Apoya a España en su guerra contra Francia.

Participaría en una revuelta que fue cruelmente sofocada por los ingleses y se destaco en la lucha independentista de los irlandeses.

A Lombardo lo movería la sed de justicia y sería fanático de los disfraces, quería acabar con las injusticias cometidas contra los indígenas y las clases populares.

Se convirtió en consejero y espadachín del Duque de Olivares que era el Ministro Principal de Felipe V, cuando este político cayo en desgracia Lombardo fue enviado a México como espía para ver si el Virrey apoyaba una rebelión en Portugal. El irlandés era valiente, excelente espadachín y muy mujeriego y tal sería la pasión por las mujeres que al llegar al Nuevo Mundo se complicaría con la mujer del Marques de Cadereyta cosa que le complicaría a Lombardo la vida. 

Fue arrestado y juzgado acusado de brujería, de conspiración y pago una condena de siete años en donde planea un movimiento independentista junto a negros e indios los cuales constituirían su banda al escapar de la prisión. Estuvo fugitivo por casi una década y desde ese momento nace la leyenda de El Zorro en las clases populares.

Luego cayó en manos de la Inquisición por segunda vez y el 19 de noviembre de 1659 fue condenado a la hoguera, pero antes de que el fuego castigara su piel con las cuerdas que había sido atado se estrangulo. Al morir su fama se extendió por toda la colonia siendo inspiración de rebeliones como la del fraile Diego de La Cruz. 

Pasarían 200 años para que un escritor mexicano llamado Vicente Riva Palacios escribiera una novela basada en la vida de Lombardo que se llamo “Memorias de Un Impostor. Don Guillen Lombardo; Rey de México”.

En este libro narra las peripecias y aventuras del irlandés que se defiende de La Inquisición usando logias cabalísticas, “la chispa divina” que representa la palabra hebrea “ziza” cuyo símbolo es la letra Z. Una letra que para los masones simboliza al hombre de genio capaz de las más nobles tareas.

Pasarían años para que el periodista norteamericano de origen irlandés escribiera la novela The Curse of Capistrano” basada en la historia de Lombardo escrita por el mexicano convirtiendo a William Lamport en Diego de La Vega y convirtiendo la Z en su nombre de guerra. La novela fue ambientada en el siglo XIX a los largo de 65 episodios.

Así fue la vida de este irlandés aventurero que tuvo una vida llena de peripecias y actividades heroicas.

33. Robin Hood Leyenda o Realidad
Personaje del Folklore ingles que su nombre significa “Robin de la capucha”.

La leyenda lo describe como un hombre de gran corazón que vivía en el bosque de Sherwood fuera de la ley, era un hábil arquero que se enfrentaba contra el Sheriff de Nottingham y el Príncipe Juan Sin Tierra que abusaban de los pobres robándolos y enriqueciéndose con sus desmanes.

La historia habla de un hombre llamado Hood, hijo de un guardabosque que vivió después del reinado del Príncipe Juan. Se dice que se alzo en 1322 a favor del conde de Lancaster contra el Rey Eduardo II. Esta rebelión fue aplastada y el bandido se refugio en el bosque de Barnsdale cercano a Sherwood dedicándose a atacar a los comerciantes que atravesaban los bosques hasta que el rey y otros nobles hicieron que Robin les jurase fidelidad y dejase las depredaciones que acostumbraba.

Estos datos aparecen en La Pequeña Gesta de Robin Hood que fue publicada en 1459. La leyenda cuenta que el bandido volvió a los bosque para continuar sus aventuras y es herido de muerte y antes de morir dispara el arco a través de una ventana y pide que lo sepulten donde caiga la flecha. En el convento de Kirkles existe una lapida que señala el sitio en donde fue sepultado.

La historia dice que esta leyenda fue inspirada en algún noble que había sido proscrito pero también se refiere a un hombre del pueblo, aparecen por lo menos una docena de bandidos que puedan ser señalados como el posible Robin Hood ya que usaron ese apelativo. Por esto hay un grupo de historiadores que afirman que Robin Hood era la forma que se denominaban los bandidos del bosque. También se atribuye la personalidad de Robin a Robert Fitz, Conde de Huntingdon que vivio entre 1160 y 1247, fue proscrito en el siglo 12 y sus tierras fueron entregadas al conde de Chester.

Otro personaje que los historiadores cree que pudo ser el temible bandido del bosque de Sherwood fue Robert de Kyme que se coloco fuera de la ley y vivio robando y alterando la paz del reino, fue indultado por el Rey.

Se cuenta que mantenía una demanda territorial contra el condado de Huntingdon lo que propicio su vida de bandido y luego su perdón

También se comenta que esta leyenda pudo ser inspirada en bandas armadas de campesinos que se dedicaban a hostigar a los nobles luego del triunfo de la invasión normanda, en el siglo XI.

Nuestro mundo esta lleno de leyendas y relatos de personajes heroicos que dedican su vida para ayudar a los más débiles, relatos que nos hacen volver épocas pasadas divirtiéndonos y haciéndonos conocer un poco mas de la otra historia…. 

34. Agustín Codazzi, Aventurero, Geógrafo y Viajero Incansable
Nació en Lugo, Estados Pontificios. A los diecisiete años se enrola en la Artillería Montada Italiana iniciándose una vida llena de aventuras y de impresionantes viajes.
Realiza un difícil recorrido por Bulgaria, Valaquia, Grecia, Turquía, Rusia, Polonia y Prusia siempre acompañado de su inseparable amigo Ferrari.

Al llega a América se alista bajo el mando del Capitán Corsario Luis Aury, tomando parte en acciones en Texas y Florida hasta que deciden unirse a la lucha por la independencia sur americana. 

Navegan hasta Argentina donde Aury es asignado “General en Jefe de las Fuerzas de Mar y de Tierra que actuaban en La Nueva Granada por Las Republicas Unidas de Buenos Aires y Chile”. Codazzi obtiene el grado de Capitán Efectivo de Artillería y Ferrari el de Mayor de Infantería. 

Siguiendo las ordenes de Don José Cortés de Madariaga Aury invade las islas de San Andrés, establece cuarteles en Santa Catalina y Providencia.
Codazzi es enviado con un mensaje de Aury para Bolívar. El corsario se encontraba en difícil situación frente al jefe patriota ya que había desconocido la autoridad de Brion y por consecuencia la de El Libertador . El viajero italiano recorre un largo camino, va conociendo la flora, la fauna y los habitantes de los sitios por donde pasa, lugares inexplorados como el río Atrato, la región del Choco y Los Andes.
Esas regiones penetran profundamente en el alma del incansable viajero.

Al llegar a Bogota en seguida le es ordenado que se presente en Providencia con el fin de que Luis Aury con su flota se acerque al Golfo de Darien y se adueñe del Choco reuniéndose con el General Valdés. 

Llega el viajero a Providencia donde el corsario se preocupaba por su tardanza de cuatro meses,le comunica el éxito de Bolívar en La Nueva Granada y este le nombra Mayor Efectivo de Artillería y Subjefe de su Estado Mayor .

Participa en la toma en el río Atrato del brazo de Barbacoas, La Candelaria y pelea junto a Aury que libera la Provincia del Choco. Lo acompaña a Bogota a entrevistarse con Bolívar y en el camino recibe noticias del Armisticio. Llegan al sitio de destino y se entrevistan con El Libertador. Allí conoce Codazzi a Santander y a Sucre.

En la reunión con Bolívar este les ordena ir a Guatemala y a Honduras para que actúen en aquellas provincias y las agitaran a favor de la independencia.
Codazzi realiza labores de espionaje y se destaca en los combates contra los españoles.

En la toma de San Felipe de Omoa y de Santo Tomás hacen que los españoles reconozcan la independencia de Guatemala. 

El italiano retorna a Providencia donde se entera que Aury esta herido grave por la caída de un caballo. El corsario muere en sus brazos seis días después.

En 1827 Codazzi es jefe de Artillería del Zulia y al año siguiente lo comisionan para hacer planos del territorio para conocer esas zonas y evitar una posible invasión española. En 1829 hizo construir las fortificaciones de San Carlos y levanta el plano hidrográfico de La Guajira. Al separarse Venezuela de Colombia levanta el plano topográfico del territorio.

En 1835 vuelve a tomar armas a las ordenes de Páez. Combate contra Farfán en 1836 y en 1837, pelea en San Juan de Payara.

Fungió como Director de la Academia Matemática de Caracas e instructor de la Escuela Practica de Artillería.

Fue Comandante de Armas y Gobernador de Barinas. En 1852 levanto el plano topográfico de La Republica de Venezuela.

En Darien combatió hasta restaurar el régimen derrocado en abril de 1854.

Murió en el pueblo del Espíritu Santo el 7 de Febrero de 1859, apagándose una vida de infatigable viajero y aventurero.

35. El Atentado del 25 de Septiembre
Santander y sus compañeros habían sido desplazados del gobierno, por ésta razón empiezan a conspirar contra Bolívar. Forman sociedades secretas llamadas “Círculos” cuya labor era crear disturbios. Estos grupos estaban formados por 12 miembros y cada integrante debía dirigir otro círculo de 12 personas. El Círculo principal se encontraba en Bogotá y era dirigido por Santander Soto y Azuero.

Ellos deciden matar a Bolívar ya que su prestigio era muy grande para destruirlo con panfletos. En Bucaramanga el caraqueño se entera que lo quieren asesinar, pero no le da importancia. Lo quieren asesinar en un baile de máscaras pero Manuelita Sáenz se entera y utilizando una estratagema, crea un escándalo, logra frustrar el magnicidio. Ellos planean un nuevo intento. El 25 de septiembre uno de los conjurados al estar borracho amenaza algunos oficiales con la muerte para dentro de unos días.

El jefe del Estado Mayor el Coronel Guerra junto a sus compañeros decide dar el golpe lo más pronto posible, alertaron al batallón de Caballería y se reunieron en casa de Luís Vargas Tejada, otro de los conspiradores.

Eran doce civiles y 25 soldados comandados por Pedro Carujo que tratarán de tomar el Palacio y matar a Bolívar. Ellos tienen el siguiente plan: Piensan apoderarse del cuartel de artillería y reforzarlo con sus hombres ya que ese cuartel estaba a favor de la conspiración, atacar con artillería el batallón Vargas leal al gobierno y como ya se ha dicho matar a El Libertador.

Esa noche Bolívar se encuentra enfermo y llama a Manuelita. Ella le advierte que hay rumores de que se producirá un atentado en su contra pero el prócer presidente le resta importancia. A las doce de la noche la amante de Bolívar es despertada por ruidos de combates, despierta a El Libertador pero tiene que contenerlo al querer este con su espada y pistola hacer frente a lo conspiradores que ya se encontraban dentro del palacio después de haber asesinado al centinela y a un cabo que les resistió, hieren a el edecán de Bolívar Andrés Ibarra que les hizo frente. Bolívar huye por la ventana.

La brava mujer se enfrenta a los conspiradores preguntándole ellos donde estaba Bolívar siendo maltratada por los asesinos.

Mientras Bolívar desde su escondite oyó gritos en la calle y envía a su mayordomo José Palacios por noticias.

Ya los conspiradores habían sido recluidos y los cuarteles se mantenían fieles a Bolívar. El pueblo lo buscaba aclamando las tropas lo rescataron llevándole un caballo para que se presentara en la plaza mayor.

La ciudad estaba enardecida por el atentado. Santander tiene que refugiarse en la casa de Urdaneta para evitar ser linchado por el pueblo.

Al ver Bolívar a Manuela le dice: Tú eres la libertadora de El Libertador.

El primer impulso del héroe fue perdonar a los conspiradores, evitando que Manuela los identificase. Sin embargo fueron juzgados según la Ley de Conspiradores, 14 de ellos fueron condenados a muerte entre éstos en general Padilla, Florentino González, Pedro Caruso y los demás fueron sentenciados a prisión. A Santander le fue conmutada la pena de muerte por el destierro.

Bolívar salva su vida pero su salud queda destrozada y la tuberculosis se le declara en forma abierta. Desde este día comienza el fin del gran héroe de América.

36. La Libertadora de El Libertador
El 25 de septiembre del año 1828 se inmortaliza Manuela Sáenz por salvar a El Libertador Simón Bolívar y convirtiéndose según palabras del mismo héroe latinoamericano en la libertadora de El Libertador.

Ese día Bolívar se encontraba enfermo y llamó a Manuela para que lo atendiera. Ella responde que no puede acudir ya que le duele la cara. El, impaciente envía otra vez a su mayordomo José Palacios y logra convencer a la mujer a que acuda su lado.
Al llegar al palacio ella le advierte que pasara algo en contra de El Libertador presidente.

Bolívar le resta importancia diciendo que el propio coronel Guerra, jefe del Estado Mayor le había asegurado que no había motivos de preocupación.
A las 12 en punto ladraron los dos perros que tenía Bolívar. Manuelita se despierta y despierta al caraqueño.

El héroe lo primero que hace es buscar su espada y su pistola para hacer frente a los atacantes. Ella lo contiene y lo convence que se lance por la ventana poniéndose a salvo. Los conspiradores forcejean con la puerta del dormitorio, ya habían asesinado al centinela, al cabo y al inglés Fergnsson. Hieren al Edecan de Bolívar Ibarra.

Manuela le sale al encuentro tratando que El Libertador gane tiempo para escapar.
Los frustrados asesinos registran la habitación preguntándole furiosamente por Bolívar.
La llevan a empujones por el corredor hasta que tropiezan con el herido Ibarra. La brava mujer se arrodilla y el Edecán le pregunta:
¿Ha muerto el Libertador?

No, Ibarra, el Libertador vive responde Manuela.
Carujo enardecido por la rabia al ver lo fallido de sus planes trata de matarla pero él conjurado Hormet lo impide diciendo:
¡No hemos venido a matar mujeres!

Pero de todas maneras Carujo la golpea con una patada a la cara arrastrándola donde la encierran.

Vale la pena el sacrificio de la heroína, Bolívar se salva siendo rescatado de debajo de un puente por sus tropas. La ciudad lo aclamaba teniendo Santander que esconderse en casa del general Urdaneta para no ser linchado. La conspiración ha sido vencida pero ha provocado una herida mortal en el alma del héroe venezolano.

Al regresar al palacio Bolívar al ver a Manuela le dijo abrazándola:
"Tu eres la libertadora de El Libertador"
Es de ese momento la heroína pasa con ese título a formar parte de la historia. 


37. Los Amores de Bolívar
Nuestro Libertador Simón Bolívar fue un hombre de carne y hueso, lleno de virtudes y debilidades como cualquiera de nosotros.

Una de sus más grandes debilidades fueron las mujeres y en su vida brillaron de todos tipos, colores y condiciones.

Bolívar supo apartar tiempo en su lucha por la Independencia para amar a un buen número de integrantes del bello sexo.

Su primer amor fue Maria Teresa Toro y Alayza con la que se caso en Madrid el 13 de abril de 1802. Con ella trato de fundar una familia y llevar una vida normal como un terrateniente de la época.. Maria Teresa muere a los ocho meses de matrimonio dejando a nuestro Libertador en la soledad más grande y jura no volver a casarse. Promesa que cumple con una gran determinación.

En el viaje hecho por Europa para olvidar el dolor de su pronta viudez, conoce a Fanny du Villars, pariente lejana suya por parte de los Aristiguieta, hermosa mujer de 25 años , casada sin amor con un hombre bastante mayor que ella, el Coronel Dervieu du Villars.

Fanny hace que la vida del venezolano sea la mas grata posible en París en el naciente Imperio Napoleónico.

En la residencia de ella; del Boulevard Menilmontant; el caraqueño departe con la sociedad culta de la época.

Ahí conoce a Bomplant, a Humbolth, al Príncipe Eugenio(hijo de la Emperatriz Josefina), al renombrado actor Talma y a otra celebridades de ese tiempo.

Cuando el Coronel Bolívar en 1812; a raíz de la caída de La Primera Republica; abandona Venezuela, ofrece sus servicios al gobierno neogranadino y es enviado al Bajo Magdalena, en la población de Salamina conoce a Anita Lenoit.

Hija de padres franceses que vivían ahí desde hace un tiempo. Ella tenía 17 años, era muy culta, con una cultura poco común en esa época.

La relación fue breve, el siguió su marcha y ella lo sigue hasta Tenerife pero Bolívar la devuelve al hogar de sus padres, permaneciéndole fiel la mujer durante 18 años.
Anita fue en su busca llegando el 18 de diciembre de 1830.

Simón Bolívar en la Campaña Admirable tuvo un romance con Juana Pastrano Salcedo; en Capacho; a los años al pasar por la zona recordó a su amante, pregunto por ella pero la madre de la muchacha la oculto en Piedra Gorda.

Una relación formal y larga fue la que tuvo El Libertador con Josefina Machado. Ella le acompaño en sus batallas seguida de su madre y hermana.

Bolívar la conoció cuando hizo la entrada en Caracas el 3 de agosto de 1813. Era ella una de las muchachas que entrego al caraqueño una ofrenda de flores. Lo acompaño por 6 años, siendo la más desafortunada de los amores del héroe, pues al amor seguían las agonías de la guerra y la ausencia. Por ella se dice que El Libertador hace detener por cuatro días la expedición que viene a libertar a Venezuela para esperar el arribo de Josefina llegada tardamente a Los Cayos.
Ella sigue a Bolívar a Los Llanos donde se enferma y muere de tuberculosis en Achaguas en 1820.

También existió Isabel Soublette; hermana del General Carlos Soublette.

El jefe del Estado Mayor de la Expedición de Los Cayos Ducoudray-Holstein atribuye el ascenso de Soublette a Segundo Jefe del Estado mayor a la relación de Bolívar con la hermana de este.

Cuando estuvo en Kingston; Jamaica; El Libertador conoce a Julia Corbier. Pernoctaba con ella cuando sus enemigos envían a un esclavo para que lo mate en la pensión que vivía. Asesinan a Félix Amestoy que lo esperaba acostado en su hamaca .

Bernardina Ibáñez es otro amor en la vida del guerrero, la conoce después de la Batalla de Boyacá. La llamaba “La melindrosa”. 

Después aparece el amor apasionado y violento en la vida de nuestro héroe:
Manuelita Sáenz. Ella enloquece a Bolívar y esta pasión lo acompaña al caraqueño hasta el final de sus días.
Ella entra en la vida de Simón el 16 de junio de 1822. Mucho se ha hablado de esta relación. Fue una relación tormentosa y apasionada. El no le fue a Manuela completamente fiel.

Al terminar de pacificar el Perú a fines de 1823 El Libertador emprende el retorno a Lima donde lo esperaba Manuela, en el camino conoce a Manuelita Madroño, de 17 años. Fue una aventura galante de pocos meses.

Ellas no fueron las únicas, existieron Teresa Laines, Manuelita White, Joaquina Garaicoa, Teresa Mancebo, Aurora Pardo y muchas más.
Así fue Simón Bolívar nuestro libertador, un hombre de carne y hueso pero no por eso menos glorioso.

38. Simón Rodríguez, Maestro de El Libertador
Simón Narciso Carreño Rodríguez fue su verdadero nombre de pila, cambió el apellido por desavenencias familiares, exactamente por una pelea con su hermano. 
Nació en Caracas el 28 de octubre de 1771. Bohemio, viajero y lector incansable Relámpagos de genialidad, de inteligencia y de locura se repetían en la vida de este hombre. Además era mujeriego, cínico, descarado e inconstante. Acuso extravagancias que se comentaban con gracia con disgusto avanzadas para la época. 

Tenía 21 años cuando entró en servicio de Feliciano Palacios como amanuense auxiliar en labores administrar los bienes de esa familia. 

Conoció a Bolívar cuando éste contaba nueve años y duró cuatro años esta relación tan simpática entre maestro y alumno. 

El no fue un maestro común, utilizando métodos originales, educó al Libertador aplicando las teorías de "El Emilio", libro escrito por Rousseau. 

No le habló ni de obligaciones, ni de tareas, ni de lecciones, ni de horarios. Dialogó y trató de compenetrarse con él. Se trasladaron a la Hacienda de San Marco donde se sometían a largas caminatas y fuertes ejercicios físicos para que el niño fortaleciera su organismo y al mismo tiempo su espíritu. 

La educación la daba el maestro en cualquier sitio, en casa o al aire libre. Lenta pero eficazmente las enseñanzas del maestro iban entrando en el entendimiento del joven. 

El resultado superó las aspiraciones de Rodríguez, Bolívar fue el "Emilio Latinoamericano". "Ud. Maestro mío formó mi corazón para la libertad..." le escribiría después el Libertador. 

Volvieron maestro y alumno a encontrarse en Viena y diese cuenta Rodríguez del estado físico y mental del joven por la muerte de su esposa e inventó un viaje por Francia e Italia. 

El largo viaje sirvió para que el futuro héroe se impregnara de las ideas de la libertad de la época y permitió al maestro acabar de esculpir el alma maravillosa del héroe venezolano. 

La obra del maestro estaba a punto de terminar. El acudió con Bolívar al Monte Sacro y se maravilló con la grandeza del juramento. "Juro ante usted, juro por el Dios de mis padres, que no daré descanso a mi alma hasta que no haya roto las cadenas que nos oprimen por voluntad del poder español" exclamó el Libertador. 

Había terminado el nacimiento del hombre que nos libertaría con la ayuda de un insigne partero, llamado Simón Rodríguez. Estrafalario, original anecdótico pero maestro e inspirador de héroes.

39. Bolívar y Nevado
En su paso por Mérida, por el páramo de Mucuchies en la Campaña Admirable Simón Bolívar recibió como obsequio del señor Vicente Pino un hermoso perro “mucuchies”.

Este hermosos animalito se llamaba “Nevado”, era negro como la noche pero tenía las orejas, la cola y el lomo blanco, eso hizo que El Libertador le recordara las montañas andinas y razón por lo que le pusieron el nombre que ya conocemos.

El noble animal era cuidado por un indio de esa zona llamado Tinjacá que conocía al perro desde que era un cachorro. Su cuidador tenía una forma de llamarlo que era silbando y el perro corría hasta donde su cuidador lo solicitaba.

Nevado acompaño a Bolívar en toda las campañas emprendidas hasta llegar a Caracas. Compartió con los patriotas y el héroe caraqueño los azares de la épica campaña, en la pelea el perrazo ladraba muy fuerte, sobresaliendo sus aullidos al ruido de la pelea.

En la batalla de La Puerta Nevado y Tinjacá fueron apresados por Boves, ya en las filas realistas se conocía del perro y el caudillo llanero pensaba que el fino olfato del mucuchies descubriría la presencia de Bolívar.

En la matanza de Valencia aprovecho Tinjacá para escapar con el noble animal. Corto las correas con las cuales estaba atado y se retiro a cierta distancia silbo y el perro escapo por los pasillos de la casa donde se encontraba cautivo.

Los dos fugitivos caminaron sin descanso hasta toparse con tropas patriotas con las cuales al tiempo llegaron a Mucuchies y participaron en los combates en que fueron derrotados.

Desde ese momento desaparecen el perro y el indio, pero El Libertador nunca perdió la esperanza de volverlos a ver. El nunca quiso creer que sus dos amigos hubieran muerto.

Seis años después al pasar por Mucuchies Bolívar que marchaba a Trujillo paso por la casa del señor Pino, la casa estaba cerrada.

El patriota pregunta por su amigo pero le dicen que había emigrado a La Nueva Granada y temeroso de recibir una mala noticia lo hace también por sus dos amigos el perro y Tinjacá. Recibe por respuesta el total desconocimiento de donde se encontraban.

Sigue su camino pero por donde pasaba preguntaba por el perro y su fiel cuidador. Nadie le daba respuesta.
Al llegar a un sitio lleno de un silencio sepulcral, de niebla que rodeaba a los viajeros casi impidiéndoles la visión se oye un grito dando vivas al ejército libertador.

Cual seria la sorpresa de Bolívar y su gente al ver al indio Tinjacá, la alegría es grande de una vez el caraqueño pregunta por el fiel animal.
Tinjaca silba y Nevado aparece veloz como una flecha arrojándose en los brazos cariñosos de su dueño.

Desde ese tiempo el perro y Bolívar no se separan, el animal lo sigue por todas partes con su fiel cuidador. Unas veces siguiendo a los caballos y otras en un cesto en los lomos de una mula. Acompañan a Bolívar hasta en la firma del armisticio de Trujillo convirtiéndose el perro otra vez en la mascota del ejército patriota, todos lo querían y a pesar de su imponente presencia siempre fue cariñoso con todos.

Pero el perro envejecía y ya no tenía la fuerza ni la agilidad de antes y en la Batalla de Carabobo se lanzo enfurecido contra los caballos realista y es muerto el y Tinjaca. Eso nubla el gran triunfo obtenido por Bolívar en esa batalla, el General Presidente siempre guardo en su corazón el amor que le tuvo a ese bello perrazo llamado Nevado y a su fiel amigo Tinjaca.

Hay muchas bella historia de ese gran hombre que dio su vida por darnos la libertad al cual debemos venerar y querer. Indagar sobre su vida es la forma mejor de honrar su memoria y pagar con amor el gran amor que nos tuvo.

40. La Legión Británica, mercenarios por la libertad
Al nombrar ciertos momentos de la lucha por la Independencia no se puede evitar dejar de mencionar la actuación de la Legión Británica, estos soldados estuvieron adscritos al Ejercito patriota desde 1817 y culmina su actuación en las sabanas de Carabobo aquel glorioso 24 de Junio de 1821.

La Legión contribuyo positivamente a las victorias de Bolívar, pero al principio por razones de adaptación, agreste escenario geográfico, ofrecimientos que no se cumplieron dieron origen a ciertas insubordinaciones y deserciones. Pasando estos últimos fueron muchos los ingleses, irlandeses y escoceses que se adaptaron al medio venezolano cubriéndose de gloria.

El agente venezolano Luis López Méndez en Inglaterra autorizado por el Libertador desde Enero de 1817 para contratar un grupo de voluntarios que vinieran a reforzar la tropa republicana. En buena hora para sus propósitos ya que la terminación de de las guerras de el Imperio sigue provocando la reducción de personal del ejercito y de la marina Británica.

Después de muchos contratiempos llegan a Venezuela los primeros legionarios, a Angosturas de ahí a Apure y a los Llanos de Calabozo donde esta el Libertador en plena campaña. En el Hato de San Pablo entre Calabozo y Ortiz, afines de 1818 los ingleses Capitán Wowel, Grant, Mac Mullin y Brathwaite son presentados a Bolívar por Urdaneta. Luego llego Thomas Ferriar, inmortalizado en Carabobo.

Se ven envueltos algunos de ellos en acciones contra los realistas, incluyendo en el combate de La Puerta (Semen). En Angostura se organiza dos nuevos cuerpos de combatientes. Uno al mando del Teniente Coronel James Rooke y el otro al mando de los Coroneles Hippisley y Wilson. 

Estando las tropas republicanas hostigadas en San Fernando por Morillo, Páez deja la alternativa a los legionarios de quedarse o volverse a Guayana.

Se producen una serie de divergencia entre Hippisley y Wilson, el primero quiere regresar y el segundo quedarse y que lo reconozcan como jefe. Hippisley vuelve a Angostura y quiere que Bolívar lo ascienda a General de Brigada y formula otras reclamaciones pero el Libertador no las admite, entonces el oficial británico renuncia.
Wilson desconoce la autoridad de Bolívar e induce a Páez a nombrarse Jefe Supremo. Al conocer Bolívar esta sedición lo arresta, el llanero afirma que se hizo sin su consentimiento.

De Junio a Noviembre de 1818 el Libertador reagrupa a los legionarios; unos 120; en un destacamento llamado Dragones de la Guardia de Bolívar que pone al mando de Rooke y Mackintosh.

El Libertador satisfecho con la conducta de los otros legionarios, sigue en la contratación de más militares extranjeros.

Cuando se reúne Bolívar con Páez en Apure recibe la noticia de la llegada de más contingentes de soldados británicos.

Los legionarios en campaña en los llanos soportan las inclemencias del medio ambiente, pero se adaptan tanto que empiezan a llevar el atuendo de los llaneros, pantalón hasta la rodilla, sombrero de paja y alpargatas.

Bolívar resuelve llevar su campaña a Nueva Granada, parte desde el pueblo de Mantecal, lo acompañan cuatro batallones, entre ellos “Rifles”, mandados por Sandes y La Legión Británica por James Rooke. Otro batallón de legionarios al mando de Feriar, ha quedado encargado de entretener a Morillo ocultando así los movimientos de ejército libertador.

Sigue la expedición patriota y comienza el acceso a la cordillera, el cansancio, el frío y el estado de debilidad de los soldados, faltos de alimentos trae trágico resultado que cuando llegan al primer pueblo en la faja occidental de los Andes los rigores de el páramo ha hecho sucumbir a centenares de soldados incluido a los de la Legión Británica. Estos paladines entran en combate en Pantano de Vargas. Cuando la situación se torna peligrosa para los patriotas y entra e ingresa el Coronel Rondon que ataca destructoramente a los españoles, el Coronel Mackintosh que asume el mando de la Legión; ya que Rooke cae herido y muere; atacan a bayoneta a los realistas haciéndolos huir.

La Legión vuelve a batirse en Boyacá con un coraje y una efectividad igual que el batallón “Rifles”.

El Libertador decreta que dicho cuerpo lleve en sus banderas y estandartes la inscripción: “Boyacá”.

En Carabobo se vuelven a cubrir de gloria, al tener la firmeza para sufrir el fuego y cargar con bayoneta ayudando así a resarcirse al batallón “Apure”.

En este campo el alto mando patriota dispone que el batallón de la Legión Británica se distinga con el nombre inmortal de “Carabobo” y veinte días después Bolívar concede a todos los legionarios la Estrella de Libertadores de Venezuela. Estos sacrificados hombres contribuyen así a la gloria y la existencia de su patria adoptiva.
¡HONOR Y GLORIA A LA LEGIÓN BRITÁNICA!

AUTOR:
José Rosario 
elcaminante49@hotmail.com




Artículos Destacados